Enfermedades

Disbiosis Intestinal ¿Qué es y cómo puede afectar a tu rendimiento?

Disbiosis Intestinal

¿Has oído hablar de la Disbiosis Intestinal? ¿Sabías que con este extraño nombre se define un importante desequilibrio de la microbiota de tus intestinos?

Cómo verás un poco más abajo, la salud de los microorganismos vivos dentro de tus intestinos (tu microbiota), es increíblemente importante para mantener un peso sano, tener un metabolismo rápido, estar de buen humor y tener el pleno control sobre tus hormonas.

Esto no es ninguna novedad, resulta que, tienes 3 veces más “bichitos vivos” dentro de tu tracto intestinal, que células de tu cuerpo. Esos microorganismos intervienen en un sinfín de funciones de tu cuerpo, y cuando se enferman, atraviesas serios problemas de salud.

De hecho, si tienes una microbiota desequilibrada, ganarás peso, pasarás hambre y hasta podrías sufrir de enfermedades graves- así de importante es.

En otras palabras, cuando tu microbioma se enferma, tu cuerpo sufre de nefastos desequilibrios que pueden causarte graves estragos. Justamente esa es la Disbiosis- un desbalance microbiano que no puedes ver, pero sí que puedes sentir.

¿Qué es la microbiota normal?

¡Atención! No vayas a pensar que tienes microflora dentro de tu cuerpo. No se trata de “plantitas”, sino de organismos vivos que coexisten en armonía con tu organismo, y es por eso que la palabra correcta para designarlos es “microbiota”.

Este conjunto de microorganismos se localiza de manera habitual en distintos recovecos de tu cuerpo. Sus funciones son tan importantes, que van desde la digestiónde alimentos, producción de vitaminas y hasta tu propia protección de ataques de otros microorganismos que no cumplen una función sana.

Son bastante importantes, ¿no lo crees? De hecho, un número cada vez mayor de estudios indica que una composición variada y correctamente equilibrada de la microbiota, resulta esencial para nuestro bienestar.

Por ejemplo, una investigación del Instituto francés Recherche Agronomique, encontró que si tienes niveles de microbiota por debajo del normal, sufrirás de grave inflamación sistémica.

Esto es especialmente importante si quieres mantener un buen rendimiento físico y peso saludable.

Disbiosis Intestinal en el sistema digestivo

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando sufres de disbiosis?

La pregunta que te debes estar haciendo es ¿cómo sé si estoy sufriendo de Disbiosis? A fin de cuentas, no puedes abrir tu estómago y mirar hacia dentro si todo anda bien.

Tienes 2 opciones

La primera y más exacta es mediante un análisis médico. La segunda opción, es dándote cuenta de si sufres de por lo menos uno de estos síntomas:

  • Diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Estreñimiento
  • Digestión pesada
  • Enfermedades inflamatorias intestinales
  • Cáncer de colon
  • Enfermedades hepáticas
  • Alergias
  • Obesidad
  • Diabetes tipo 2

Que no te sorprenda esta lista.

Lo de las alergias, hinchazón y enfermedades inflamatorias intestinales es algo muy común cuando sufres de Disbiosis.

Por ejemplo, según una investigación de Revolución Salud, el trigo puede causarle graves estragos a ti biota. Verás, la manera en la que te alimentas juega un rol súper importante para con tu cuerpo.

De esta manera, si eres alérgico a sustancias como el gluten, tu microbiota podría sufrir graves desequilibrios sin que des cuenta al respecto.

Quizá te interese leer:  Beneficios de hacer deporte para la mialgia

Esto no es todo.

Un poco más abajo verás que enfermedades como obesidad, Diabetes y hasta el Cáncer son males muy comunes que se relacionan con este problema.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Rouen, confirmó que la composición de la microbiota influye en las hormonas del hambre y cómo se comportan dentro de tu cuerpo.

Todavía hay más. Las alteraciones en la composición de la microbiota intestinal también afectan al sistema nervioso central. Esto sucede porque el intestino y el cerebro están conectados a través de un sinfín de vías de comunicación. Es por eso que los siguientes problemas también podrían indicar que estés sufriendo de Disbiosis:

  • Cefalea
  • Migraña
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Autismo
  • Irritabilidad y dificultades para dormir

Por si fuera poco, nuestra piel también posee su microbiota normal, por lo cual un cambio en ella puede generar problemas como:

  • Eccema
  • Prurito
  • Acné
Disbiosis Intestinal

La microbiota intestinal influye en problemas como obesidad y diabetes

Los bichitos vivos de tus intestinos juegan un papel primordial en tu salud.

Por ejemplo, los cambios en la composición de la microbiota intestinal, pueden aumentar tu susceptibilidad de padecer enfermedades crónicas y sistémicas como la obesidad o la diabetes tipo 1 y 2.

Según una investigación de Universidad de Washington, una microbiota de personas obesas pasada a ratones sanos, hace que estos últimos terminen engordando, como si inicialmente fuesen predispuestos a ganar peso.

¿A qué se debe esto?

Los microorganismos del tracto gastrointestinal llevan a cabo múltiples funciones. En primer lugar, participan en los procesos digestivos (rompiendo carbohidratos complejos), tales como:

  • Arroz
  • Pasta
  • Pan integral
  • Brócoli
  • Repollo
  • Coliflor
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Etc.

Además, rompen las cadenas de ácidos grasos en más pequeñas, haciendo que puedas utilizarlas más eficientemente.

Además, resulta que tus hormonas también mantienen una estrecha relación con tus bichitos vivos del estómago.

¿Sabías que una enorme cantidad de hormonas, como péptidos YY y grelina se producen en tus intestinos? Estas dos hormonas son las responsables directas de que tengas más o menos hambre, así que no lo tomes a la ligera.

Esto fue confirmado por una gran cantidad de estudios, incluyendo una reciente investigación del Imperial College London, que demostró que terminarías con serios problemas de antojos y hambre si tuvieras problemas con tu microbiota intestinal.

¿Cómo podemos realizar un estudio de la microbiota intestinal?

Lo primero que necesitamos es una muestra de heces. Una vez que la obtengas, necesitarás esperar unos días para que sea sometida a un análisis con técnicas especializadas para detectar la composición de tus microorganismos.  

Una vez realizado el examen, el segundo paso es realizar un conteo de las bacterias con mayor relevancia de nuestra biota intestinal.

Esto permite valorar posibles alteraciones que pueden provocar inflamación, alteración del sistema inmunitario, salud de la mucosa y el pH del medio intestinal.

Indicaciones para realizar el estudio

El estudio de heces está especialmente indicado en las siguientes situaciones:

  • Fatiga crónica
  • Alteraciones digestivas
  • Enfermedades inflamatorias y/o inmunitarias sistémicas.
  • Otras enfermedades sistémicas crónicas relacionadas con la Disbiosis Intestinal, como la Diabetes tipo 2.

Los requisitos para hacerlo son los siguientes:

Primero que nada, no debes tomar antibióticos al menos 1 mes antes de la obtención de la muestra.

¿Por qué no debes hacerlo? La ingesta de antibióticos de manera excesiva puede generar un cambio en tu microbiota.

Quizá te interese leer:  Enfermedades por calor, ¿qué son y cómo prevenirlas?

Tampoco puedes tomar antihistamínicos durante los 15 días anteriores a la toma de la muestra. Los antihistamínicos son medicamentos que se utilizan cuando un paciente sufre de alergias.

Recordemos que la alteración de la biota puede generar procesos alérgicos. Por esta razón, no es recomendable su uso, ya que puede generar un resultado poco confiable.

Finalmente, los pacientes que se hayan sometido a tratamientos de radioterapia o quimioterapia deben esperar al menos 4 semanas antes de realizar la toma de muestra.

La radioterapia y la quimioterapia se utiliza en pacientes con cáncer. La primera utiliza radiaciones, y la segunda sustancias químicas, ambas con el mismo fin de combatir esta enfermedad. Su realización genera alteraciones de la microbiota.

¿Cómo debes interpretar el estudio?

Pon atención en los valores normales de los siguientes microorganismos:

  • E. coli
  • Enterococcus sp
  • Lactobacillus sp
  • Bifidubacterium
  • Bacteroides sp y Prevotella sp

Si tus bacterias están fuera de balance, podrías sufrir de desequilibrio. Dependiendo del desbalance, tendrás consecuencias que tendrá que analizar tu médico.

Tratamiento para la disbiosis intestinal

Después de haber realizado el diagnóstico de Disbiosis intestinal, el tratamiento irá encaminado fundamentalmente a reequilibrar tus bichitos vivos del tracto digestivo.

Una vía natural para conseguir el equilibrio consiste en la administración de probióticos y prebióticos.

¿Qué son los pro y prebióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que confieren beneficios de salud al huésped cuando se toman en cantidades adecuadas. Son eficaces en la prevención y el tratamiento de la diarrea, así como ciertas alergias. Además, contribuyen a erradicar los malestares digestivos.

También han mostrado ser efectivos en el tratamiento a largo plazo de los pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad.

Los prebióticos, por otro lado, son ingredientes alimenticios no digeribles que afectan de modo provechoso al huésped al estimular el crecimiento o la actividad, o ambos, de bacterias colónicas benéficas.

A su vez, incrementan la producción de ácidos grasos de cadena corta. Gran parte de las estrategias de tratamiento contra la Disbiosis están basadas en la dieta, son seguras y pueden aplicarse rápida y fácilmente.

Estos son algunos alimentos que contienen probióticos

A continuación te presentamos un lista de alimentos que contienen probióticos, así como la forma de consumirlos, para que los incorpores a tu alimentación y mejores tu salud intestinal.

  • Kéfir: es un alimento originario de la región Caucásica en Rusia. Resulta similar al yogur búlgaro, aunque su composición emplea la leche de cabra fermentada.
  • Kimchi: comida oriunda de Corea. Se basa en el empleo de col china, ajo, cebolla, pimientos rojos. Es un plato salado y picante, pero su consumo fortalece las defensas y regenera la microbiota.
  • Kombucha: es un té fermentado muy saludable para el organismo, contiene vitaminas del grupo B, C y minerales.
  • Pepinillos: son pequeños pepinos en curtido que se consiguen a través de un proceso de fermentación con salmueras. Es rico en sodio y bajo en calorías.
  • Sopa de Miso: es una sopa baja en calorías con abundantes minerales y vitaminas. Su receta emplea abundante salsa de soja, considerado un remedio natural para la cura de malestares digestivos.
  • Tempeh: es un alimento fermentado que contiene abundantes granos de soja. Se considera que puede sustituir la carne o el tofu.
  • Yogur: se recomienda consumir preferiblemente los realizados en casa ya que los otros sufren un proceso industrializado que incluye abundante jarabe de maíz.

Alimentos que contienen prebióticos

  • Alcachofas
  • Espárrago
  • Patatas
  • Ajo
  • Cebolla
  • Puerro
  • Trigo
  • Avena
  • Cebada

Palabras finales

No te compliques la vida pensando si tienes o no Disbiosis. Más vale prevenir que curar. Primero que nada, sigue estos consejos:

Si presentas diarrea, hinchazón abdominal o pesadez estomacal con comidas que son ligeras entonces ¡atento! -, en ese caso podrías estar presentando una disbiosis intestinal.

Comienza por consumir pre y probioticos, y consulta con un médico.

Disbiosis Intestinal ¿Qué es y cómo puede afectar a tu rendimiento?
5 (100%) 3 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba