Fitness

¿Es mejor hacer cardio antes o después de las pesas?

Hacer cardio antes o después de las pesas

Una de las grandes dudas cuando vamos al gimnasio es si hacer cardio antes o después de las pesas. En primer lugar, debemos decidir a qué vamos al gimnasio, qué es lo que queremos hacer con nuestro cuerpo. Solo así sabremos cuál es la mejor opción para nosotros.

¿Qué debemos hacer para ganar músculo?

Si lo que buscas es ganar músculo debes cumplir con tres puntos. En primer lugar, estimular el músculo con intensidad, llegando al 80-100% de tu máximo. Asimismo, debemos comer sobre todo proteínas. Por último, no debemos olvidar descansar adecuadamente, evitando ejercitar el mismo músculo dos días seguidos.

¿Qué ocurre cuando primero hacemos cardio?

El ejercicio cardiovascular consume el glucógeno de tus músculos. Cuando haces pesas después del cardio, tus músculos no pueden llegar a su máximo esfuerzo porque están fatigados y no les queda suficiente combustible. Es menos efectivo.

¿Cuáles son los beneficios de hacer pesas primero?

Si haces pesas primero, tus músculos están totalmente descansados. Por este motivo, puedes levantar más peso, más veces y, de este modo, estimular tus músculos para que crezcan.

Asimismo, hacer pesas primero ayuda a quemar grasa. Cuando haces cardio suave a continuación, has agotado una mayor parte del glucógeno de tus músculos y, por ello, tu cuerpo se ve obligado a usar la grasa como combustible.

Hacer cardio antes o después de las pesas

Ejemplo de entrenamiento

Empieza con un calentamiento suave que no supere los 5 minutos. A continuación, comienza con las pesas, intentando llegar a tus objetivos propuestos diarios. Después, puedes hacer aproximadamente 45 minutos de cardio suave. A lo largo de este tiempo quemarás sobre todo la grasa acumulada. Con todo lo anterior, disfrutarás de lo mejor de los dos mundos: más músculo y menos grasa.

Si te tomas en serio trabajar para aumentar tus músculos, deberás dejar el entrenamiento cardiovascular en días separados del entrenamiento de pesas. El cardio de intervalos, como el cardio estratégico, es más efectivo que el de ritmo constante.

Cardio en los días de descanso

Con todo lo anterior, una de las opciones es realizar los aeróbicos en los días que no entrenemos con pesas. Esto es más adecuado si se hace cardio de baja intensidad, ya que no afectará a la capacidad de recuperación (incluso puede ayudar a que nos recuperemos más rápido). Sin embargo, si hacemos aeróbicos de alta intensidad, puede no ser la mejor opción, especialmente si vamos al gimnasio 4 o 5 veces por semana.

Ejercicios aeróbicos

Una sesión de aeróbicos de alta intensidad es tan estresante para el cuerpo como un entrenamiento con pesas, de tal forma que si lo hacemos en los días de descanso, no daremos al cuerpo ningún respiro. Aunque esto puede parecer correcto, no es la mejor decisión si estamos interesados en aumentar músculo, ya que este se construye cuando nos estamos recuperando.

Entonces ¿Qué debemos hacer?

Entonces ¿debemos hacer cardio antes o después de las pesas? Después de analizar todas estas ideas, podríamos decir que para conseguir un nivel muy bajo de grasa corporal, la mayoría de las personas necesitarán hacer trabajo aeróbico. Cabe destacar que el tipo de cardio a realizar dependerá del tipo de dieta que sigamos y del programa de entrenamiento utilizado. A pesar de que no habrá una gran diferencia en el progreso respecto al momento en el que realicemos las sesiones, hay diferencias dependiendo de la hora del día en la que entrenemos.

Así, hacer cardio por la mañana, pero no en ayunas para evitar mareos, o después del entrenamiento parecen ser las mejores opciones en la mayoría de los casos. De todas formas, si no puedes entrenar por las mañanas, no te preocupes: simplemente, hazlo por la tarde. Después de la tonificación, lo importante es movernos para conseguir los mejores resultados.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir