Salud

5 posturas de yoga para empezar fácilmente con esta disciplina

Posturas de yoga para iniciarse

Si eres nuevo en la práctica del yoga, quizás te sientas un poco abrumado por la aparente dificultad que entrañan los movimientos de esta disciplina. Y no es para menos: existen más de 300 posturas de yoga diferentes, y requiere tiempo y práctica el poder dominarlas todas. Pero, por suerte, hay ciertas posturas que te ayudarán a ir por el camino correcto. A continuación, vamos a presentarte las posturas de yoga básicas que todo “yogui” debe conocer. Si las practicas con frecuencia (de 5 a 10 repeticiones todos los días) y logras hacerlas con soltura, te será mucho más fácil ir aprendiendo las demás… Y podrás también empezar a practicar otras variantes muy curiosas de esta disciplina.

5 posturas de yoga para principiantes

El perro bocabajo

Posturas de yoga para iniciarse

El perro bocabajo es una figura que se usa en prácticamente todos los estilos de yoga y estira y fortalece todo el cuerpo. Para hacerlo ponte a cuatro patas con las muñecas alineadas bajo los hombros y las rodillas con las caderas. Apóyate en la punta de los dedos de los pies, levanta los los talones y eleva las caderas.  Estira las piernas completamente y empuja las caderas hacia atrás. Echa tus manos hacia adelante para ajustar longitud en función de tu altura si es necesario. Presiona firmemente las palmas contra el suelo y gira los codos hacia el interior. Ahueca los abdominales hasta que el torso quede mirando a los muslos.

Aguanta de 5 a 8 respiraciones antes de dejarte caer sobre manos y rodillas para descansar. Si notas los isquiotibiales apretados por la falta de flexibilidad, deja las rodillas ligeramente flexionadas hasta que te vayas acostumbrando.

Quizá te interese leer:  Hábitos de vida saludable que te ayudarán a sentirte mejor

El árbol

Posturas de yoga para iniciarse

El árbol es una de las mejores posturas de yoga para que los pricipiantes mejoren su equilibrio y adquieran concentración y claridad. También sirve para aprender a respirar correctamente y mantener el cuerpo estable sobre una pierna.  Para hacer la postura del árbol, ponte de pie con los pies juntos y los brazos pegados al cuerpo. Sube tu pie derecho flexionando la pierna hacia afuera hasta dejar la planta del pie derecho sobre el interior de tu muslo izquierdo.

Aguanta el equilibrio y junta las palmas de las manos como si estuviese rezando. Busca un punto delante de ti en el que puedas mantener fija la mirada para concentrarte mejor. Mantén la posición durante 8 o 10 respiraciones, y luego cambia de pierna. Asegúrate de no sobrecargar la pierna de apoyo: para ello, relaja los hombros y aprieta los abdominales.

El guerrero

Posturas de yoga para iniciarse

Las posturas de yoga del guerrero (tienen varias variantes) son esenciales para desarrollar fuerza y resistencia. Nos dan confianza sobre nuestra propia capacidad motora y al estirar las caderas y los muslos fortalecemos los músculos del tren inferior del cuerpo y nuestro core.

Para hacer la postúra básica del guerrero tienes que dar un gran paso atrás con tu pie izquierdo. Luego gira el talón hacia abajo e inclina los dedos hacia adelante. Una vez en esta posición, eleva el pecho y extiende los brazos en cruz con las palmas mirando hacia el suelo. Aguanta la posición durante 5-8 respiraciones mientras aprietas los abdominales. A continuación, da un paso al frente con la pierna que tenías estirada, y repite todo el proceso con la contraria.

Quizá te interese leer:  6 problemas de salud que te pueden amargar la navidad

El puente

Posturas de yoga para iniciarse

El puente es una buena postura para principiantes ya que estira la parte frontal del cuerpo y fortalece la espalda.Para hacerlo, túmbate boca arriba y coloca los pies a la altura de las caderas. Apoya el peso en los pies y eleva el trasero del suelo. Entrelaza tus manos bajo tu espalda o extiéndelas a ambos lados del cuerpo. Para abrir más tu pecho, presiona las manos contra el suelo. Haz de 8 a 10 respiraciones, luego baja la cadera y repite dos veces más.

El niño

Posturas de yoga para iniciarse

Las posturas de yoga no solo fortalecen el cuerpo y mejoran su flexibilidad, sino que también ayudan a relajarlo. Entre las diferentes figuras de descanso destaca la postura del niño. Esta postura te servirá para descansar después de tensar tu cuerpo tras la postura del perro bocabajo, antes de acostarte por la noche para prevenir problemas de espalda al despertar, o en cualquier momento en que necesites un descanso mental y aliviar el estrés.

Para hacer la postura del niño, empieza poniéndote a cuatro patas. Luego junta las rodillas y los pies mientras colocas el trasero sobre los talones y estira los brazos hacia adelante. Baje la frente hasta el suelo (o sobre una esterilla) y deja que se libere todo su cuerpo. Aguanta en esta posición el tiempo necesario para que tu cuerpo se relaje por completo.

5 posturas de yoga para empezar fácilmente con esta disciplina
4 (80%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba