¿Podemos usar el mismo par de zapatillas para todos los deportes?

Contenido del artículo

Puede ser que tus zapatillas de running te gusten mucho, tanto que deseas usarlas también para hacer otras cosas como senderismo o quizás para jugar fútbol. También es muy posible que te funcionen bastante bien.

Incluso hay quienes no necesariamente desean usar unas zapatillas deportivas, sino que por alguna razón podrían estar interesados en usar sus zapatillas urbanas con este fin.

Zapatillas de running

En todos estos casos, se trata de una mala idea, pese a que podrían funcionar en un principio, a largo plazo de te pueden traer muchos inconvenientes. El uso frecuente no solo produce un mayor desgaste que podría obligarte a tener que comprar otras zapatillas con mayor frecuencia, sino que también el uso de calzado inadecuado puede ser fuente de problemas para la salud.

Razones por las que no puedes usar zapatillas de running para todos los deportes

Si te limitas a usar tus zapatillas de running únicamente para practicar este deporte, se trata de una buena idea. Sin embargo, ten en cuenta que, si vas a jugar fútbol, lo mejor que uses tus botas de fútbol.

Asimismo, si lo tuyo es ir al gimnasio, evita usar estos tipos de calzado y limítate a usar en los momentos de ir al gimnasio tus zapatillas fitness. Las razones detrás de todas estas recomendaciones se dan a continuación:

Quizá te interese leer:  Embarazo de 14 semanas ¿Cómo conocer el sexo del bebé?

Es un factor de riesgo para padecer infecciones fúngicas

La primera razón por la que deberías tener zapatillas de deporte diferentes para cada disciplina es por tu salud. Usar siempre el mismo calzado no es algo muy higiénico, ya que implica una alta concentración de humedad, lo que los convierte en un ambiente idóneo para la aparición de hongos.

Como si no fuera suficiente, también hace muy probable que contraigan un mal olor. La clave para prevenir estas cosas es permitir que se ventilen durante al menos 24 horas entre un uso y otro.

Las zapatillas se desgastarán más

Los movimientos constantes y la tracción que implica usar todos los días el mismo calzado hará que se deformen en poco tiempo. En el caso del deporte, un calzado deforme es un factor de riesgo para padecer lesiones. No se trata solo de daños en los pies, sino que también podrían afectar a tu columna vertebral.

Será necesario sustituir el calzado con mayor frecuencia

Este es uno de los principales problemas, ya que, al someterlas a un desgaste más rápido, también será necesario comprar nuevas zapatillas con más frecuencia. Contar con al menos dos pares para alternarlas en los diferentes días de entrenamiento puede ser la solución perfecta.

Quizá te interese leer:  Ejercicio físico, el mejor antídoto contra el estrés

Irónicamente, una de las razones por las que muchas personas podrían llegar a usar las mismas zapatillas deportivas para practicar todos los deportes puede deberse a que no desean gastar demasiado dinero comprando diferentes tipos de calzado.

Sucede que, a largo plazo, debido a que se hace necesario sustituir el calzado con una frecuencia considerablemente mayor, no solo no se consigue un ahorro, sino que la cantidad de dinero que tendrás que invertir en calzado será mucho mayor debido a la considerable reducción de la durabilidad.

Pueden provocar malformaciones

Este problema es más frecuente en niños y adolescentes, dado que están en constante crecimiento. Sucede que en estos casos es posible que el uso del mismo calzado deportivo todos los días tenga consecuencias como la pérdida de las uñas.

Además, el daño también puede ser inflamación de los pies o dolor en los mismos. Las razones por las que pueden aparecer estos problemas en los pies si usas tus zapatillas de running todos los días se debe precisamente a ese uso excesivo que, como ya se mencionó, tiende a deformar el calzado.

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!