Fitness

Los 9 mejores ejercicios de gimnasia para principiantes

Ejercicios de gimnasia para principiantes

Planificar las primeras rutinas de entrenamiento por nuestra cuenta puede suponer un verdadero quebradero de cabeza. Por ello, hemos recopilado estos 9 ejercicios de gimnasia para principiantes de carácter básico que te ayudarán a mejorar tu forma física. Todos ellos forman parte del repertorio preparatorio olímpico, aunque no te pediremos que iguales el rendimiento de un atleta. Se trata, simplemente, de estimular el desarrollo neuromuscular y trabajar el core.

9 ejercicios de gimnasia para principiantes que puedes incluir en tu entrenamiento

Como el tiempo es oro, vamos directamente con nuestra lista olímpica…

1. Balanceo en barra

Balanceo en barra

Gracias a este ejercicio podrás mejorar la estabilidad de los hombros, siendo una actividad ideal para trabajar los abdominales. Para llevarlo a cabo, sujétate a la barra con las manos y extiende los brazos al máximo. Luego, junta las piernas y agarra bien la barra rodeándola con el pulgar; balancéate desde atrás hacia adelante para generar impulso.

2. Balancín

El objetivo de este ejercicio es trabajar la musculatura del core, un grupo que tiene especial influencia en la correcta realización del mismo.

Ponte en el suelo boca arriba y estira las piernas; acto seguido estira los codos hacia arriba y, al mismo tiempo, haz una flexión del tórax. Desde esta misma posición procura mover tu propio peso hacia adelante y hacia atrás sin relajar los músculos del abdomen. Realiza de 2 a 3 series de unos 20 segundos.

3. Voltereta hacia adelante agrupada

Voltereta hacia adelante agrupada

Este es un ejercicio básico de la preparación física escolar. No en vano, es un reto deportivo muy beneficioso que ayuda no solo a trabajar la musculatura, sino que favorece el desarrollo de la intuición de la posición corporal.

Partiendo de una posición con las rodillas flexionadas, junta las piernas. Después, estira los brazos hacia delante y apóyalos en el suelo. Haz un balanceo desde atrás hacia adelante. Para ejecutar la voltereta flexiona el cuello y agrupate generando el rodamiento hacia delante. Finalmente, procura acabar de pie.

4. El pino

Hacer el pino

El pino es un ejercicio clásico (del que muy pocos nos hemos librado en el colegio) que permite activar la musculatura del tórax como pocos. Eso sí, para hacerlo deberás tener en cuenta la técnica, e ir progresando poco a poco con su ejecución.

Ponte de pie contra una pared y estira los brazos hacia arriba. Échate hacia atrás para ganar impulso, avanza un pie hacia delante y luego el resto del peso corporal. Realiza una flexión del tronco y apoya las manos en el suelo; eleva los pies con decisión hasta invertir tu cuerpo con las piernas estiradas.

Puedes valerte de la pared para mantener el equilibrio. Después de un poco de práctica ya no necesitarás la pared para mantenerte invertido.

5. Andar haciendo el pino

Andar haciendo el pino

Y si ya sabes mantener el equilibrio, es momento de andar con las manos haciendo el pino. El desplazamiento te ayudará a mejorar la fuerza del tren superior, a la vez que favorecerá el desarrollo de tu psicomotricidad.

Para empezar, ten de referencia una pared; anda hacia ella hasta tocarla con los pies y luego aléjate; de nuevo vuelve a acercarte a la pared para controlar la inercia de tu cuerpo poco a poco. Una vez domines esta rutina podrás pasar de la pared y recorrer la distancia que te permita tu cuerpo hacia delante o hacia atrás.

6. Voltereta lateral

Volereta lateral

Aunque realizarlo correctamente requiere de algo de práctica, la voltereta lateral es un ejercicio muy divertido, especialmente si se está al aire libre, en un espacio libre de aglomeraciones.

Para llevarlo a cabo plántate con las piernas abiertas. Mueve el peso hacia un lado de tu cuerpo y luego apoya las manos en el suelo. Desde esta posición, inclina el tronco hacia el mismo lado hasta completar el movimiento y apoyar la otra pierna en el suelo. Recuerda mantener las piernas estiradas en todo momento.

7. Voltereta lateral con salto

Cuando tengas dominada la voltereta lateral podrás rematarla con un salto. Sigue los pasos descritos en el apartado anterior. Sin embargo, en esta actividad, al apoyar la segunda mano deberás impulsarte haciendo presión en el suelo para generar la inercia del salto invertido. Acaba con los pies juntos y una ligera flexión de rodillas.

8. Anillas de gimnasia invertidas

Anillas invertidas

Seguro que este ejercicio te suena, si practicas crossfit. De no haberlo realizado nunca, procede con cautela, ya podrías lesionarte un hombro si empiezas demasiado rápido.

Agarra las anillas y estira los brazos. Luego echa el cuerpo hacia adelante y hacia atrás para generar cierto balanceo; poco a poco intenta invertir el cuerpo. Cuando lo hayas conseguido estira los brazos para controlar la posición. Al volver a la posición inicial, hazlo despacio.

9. Balanceo en anillas

Balanceo anillas

Al igual que en el caso anterior, te recomendamos precaución con este ejercicio. Sujétate a los aros y mantén los brazos estirados; cierra las piernas y estíralas. Empieza un ligero balanceo de atrás hacia delante para ganar inercia, y después aumenta la intensidad. No te olvides de controlar la hiperextensión lumbar.

Una vez que seas capaz de realizar estos ejercicios de gimnasia para principiantes de manera correcta podrás introducir tus propias variaciones y seguir teniéndolos de referencia en la construcción de nuevas rutinas centradas en el core y el área muscular torácico-lumbar.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir