Salud

No beber agua ¿Cuáles son las consecuencias para nuestro organismo?

No beber agua

El agua es esencial para nuestro organismo, este líquido es usado por el cuerpo para atender a las reacciones químicas, eliminar residuos, regular a temperatura y distribuir nutrientes. Además, controla la temperatura corporal y lubrica las articulaciones y ojos. No beber agua puede provocar la ausencia de funciones esenciales en nuestro cuerpo.

Si una persona no realiza mucha actividad deportiva, es normal que pueda perder cerca de 2500 ml al día:

  • 1500 ml al orinar cuando los riñones excretan.
  • 500 ml cuando la piel transpira y se evapora.
  • 300 ml por parte de los pulmones.
  • 200 ml en el canal digestivo.

Funciones del agua

El ejercicio hace que perdamos más líquidos, en caso de jornadas con actividad intensa, la pérdida puede llegar a ser de 4 litros por hora.

El 90% de nuestro agua proviene del plasma sanguíneo, así que la no beber agua minimiza la cantidad de sangre en el cuerpo, lo que provoca que el sistema circulatorio trabaje con más intensidad para bombear sangre por todo el cuerpo y suministrar suficiente oxígeno a los músculos que están activados.

El ejercicios no resultará tan eficiente ya que nuestro organismo no funciona de manera adecuada, tal y como lo hace cuando consumimos suficiente agua. Como consecuencia, nuestro rendimiento se reduce considerablemente.

Podemos definir la deshidratación como la pérdida del peso corporal de un 1% o más a causa de la pérdida de líquidos.

Las primeras señales que anuncian un poco de deshidratación son los dolores de cabeza, el mareo, la irritabilidad y los dolores de cabeza. Pueden acusarse más y pueden conducir a la visión borrosa, el cansancio y fatiga. En el caso de que una persona se este deshidratando, la memoria a corto plazo se reduce un 7% y la concentración y la memoria cerca de un 13%.

Quizá te interese leer:  Juanetes: algo más que un problema estético

Deshidratación por no beber agua

Cuando nuestro cuerpo se deshidrata, las terminaciones nerviosas del hipotálamo del cerebro, donde se encuentra el centro de la sed (OCPTL), emiten alertas para liberar una hormona antidiurética. Esta alcanza los riñones y produce acuaporinas, proteínas que se encuentran en las membranas de las células y que transfieren moléculas de agua, posibilitando que la sangre almacene más agua en el organismo. Cuando esto ocurre, la orina se oscurece y su olor es más fuerte.

Si la deshidratación sigue su proceso, los vómitos y las nauseas aparecen, al igual que el rendimiento se reduce en un 30%, junto con la pérdida de peso corporal en 5%.

La sed no es la única que alerta de la deshidratación. Cuando el organismo empieza a tener sed, ya ha perdido entre 2 y 5 vasos de agua. Cuando nos levantamos por la mañana, en el desayuno, en la comida y en la merienda, debemos beber agua. Al igual que antes, durante y después de hacer algún deporte.

El agua tiene un papel fundamental en todas las tareas primordiales del cuerpo. Controla la temperatura, se deshace de residuos, distribuye oxígeno y nutrientes a las células, aporta protección a los tejidos y reduce el impacto de las articulaciones. La deshidratación sucede si no se bebe suficiente cantidad de agua. Puede aparecer problemas de salud graves si el líquido de nuestro cuerpo no es repuesto. Aunque los consejos pueden ser muy variados, normalmente deberíamos beber alrededor de 6 a 8 vasos de agua diariamente. En caso de una persona muy activas o que viven en zonas cálidas, pueden necesitar más cantidad de agua al día.

Consecuencias de no beber agua

  • Cerca del 80% del cartílago está compuesto por agua. Un deshidratación constante puede mermar el cartílago y provocar problemas en articulaciones, con enfermedades como la artritis. La deshidratación puede causar también que los discos que componen la columna vertebral, se vuelvan propensos a sufrir hernias.

  • La deshidratación luchará contra todas las ventajas de productos hidratantes, como las cremas u otros líquidos para la piel. Este tejido necesita ser hidratado desde dentro. Beber agua puede ahorrarnos muchos disgustos y dinero.

  • El sistema digestivo necesita de agua para realizar un trabajo óptimo. Casi el 99% de la mucosa del estómago se compone de agua. Este moco impide que ácido deshaga el revestimiento del estómago. Sufrir acidez, indigestión y estreñimiento son otros de los problemas de no beber agua. Cuando sufrimos una deshidratación fuerte, aparecen los dolores de cabeza, náuseas y vómitos.

Quizá te interese leer:  La importancia de descansar en un buen colchón para deportistas

no beber agua

  • La zona abdominal se hincha por consecuencia de la deshidratación. Si el organismo no recibe el suficiente líquido, las células albergarán el líquido. Aunque realicemos algún deporte y llevemos una dieta reducida en grasas, el líquido que se almacena puede amontonarse en el estómago.

  • El agua permite controlar la temperatura de nuestro cuerpo. Si nos falta este líquido, aguantar un día caluroso puede convertirse en una odisea.

  • Aunque pueda resultar extraño, raro o increíble, cuando los bebés sufren deshidratación, pueden llorar sin soltar una lágrima.

  • Como el plasma sanguíneo está compuesto por un 90% de agua, si sufrimos deshidratación se reduce la cantidad de sangre que, por consecuencia provoca una hiperactividad del corazón con el propósito de suministrar suficiente oxígeno a los músculos. 10 abdominales seguidos puede ser un ejercicio desafiante.

No beber agua ¿Cuáles son las consecuencias para nuestro organismo?
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba