Enfermedades

Anorexia nerviosa: pánico a coger peso y vínculo con el deporte

anorexia, nerviosa

La anorexia nerviosa es un trastorno alimenticio. Que padecen sobretodo las mujeres jóvenes. Una de sus características principales es el miedo estrepitoso a coger peso. Y el rechazo a la comida. Es una enfermedad muy conocida, por el número tan notable de personas que la padecen. Precisamente por ello, es una enfermedad muy vinculada con los patrones y esteotipos sociales de belleza.

Entre las características principales de la anorexia nerviosa es que se genera una imagen distorsionada. Es decir, la persona se ve más gorda de lo que realmente está. Por lo tanto, siempre va a pensar que tiene que perder peso. Lo que produce en estas situaciones es que mantenga una dieta constante. Una dieta baja en calorías. Y con un control exhaustivo de cada alimento que ingiere. Conforme pasa el tiempo, la cantidad de alimentos se irá reduciendo. Hasta tal punto de que las cantidades son mínimas.

anorexia nerviosa

El control de alimentos de la persona que padece anorexia nerviosa, es muy preciso. Ya que la persona tiende a analizar las calorías que contiene cada producto. El rechazo a todo lo que conlleva tiempos de comida es cada vez más agudo. A la persona le desagrada tener que pararse a comer. Provocando situaciones de agobio y estrés. Llegando hasta el punto, de que intenta evitar las horas de comida. Se asocia la comida al fracaso, y el comer a la pérdida de los objetivos de perder peso.

Cuando la persona que padece anorexia nerviosa, consigue cumplir con sus objetivos, se siente satisfecha/o. Son personas muy perfeccionistas. Les gusta tener una vida metódica y suelen establecer unas normas o parámetros en su día a día.

Quizá te interese leer:  El peligro del abuso de antibióticos, tómalos correctamente

La anorexia nerviosa es una de las enfermedades más comunes entre los jovenes

Existen estudios que relacionan la anorexia nerviosa con el camón de belleza preestablecido. El ideal de mujer delgada y firme, es el modelo de referencia de muchas chicas/os. No se sabe hasta qué punto la publicidad sobre este perfil femenino puede resultar lesivo para la integridad física y mental de los jóvenes. También depende de factores subjetivos. Como el grado de autoestima, la seguridad y la confianza en uno mismo. Las personas que tienen una imagen negativa de sí mismo, son más vulnerables a padecerlo.

Además, la persona que padece anorexia nerviosa, introduce el deporte como una medida para adelgazar. Mediante rutina de ejercicio físico, utiliza la actividad como herramienta para perder peso. El ejercicio puede ser desde largos paseos a la práctica de cualquier deporte. Como footing, gimnasio, bicicleta, etc. El deporte segrega endorfina y dopamina, la sustancia de la excitación. Lo que produce que la persona sienta cada vez más dependencia por seguir practicándolo. Incluso cuando no se practica, se tiende a la frustración y el mal humor.

También se asocia la anorexia nerviosa, con otras enfermedades relacionadas. Tales como la bulimia, o la depresión. La bulimia puede desarrollarse antes o durante el proceso de padecer anorexia. Y la depresión puede ser una consecuencia de la misma.

No se sabe exactamente qué provoca anorexia nerviosa. Pues es desarrollado por un proceso interno complejo. Y se connota de procesos o estados subjetivos de la persona. Puede tener origen en una infancia de obesidad. Junto con el rechazo social de compañeros y el entorno. Puede producirse por factores culturales o estados hormonales. En las que el adolescente está formando su personalidad. Y donde la imagen ocupa un papel relevante.

Quizá te interese leer:  Vacuna del VPH: ¿Quién se debe vacunar?

La anorexia nerviosa genera estados de dependencia en el deporte y el control alimenticio

El tratamiento a seguir para recuperarse de la anorexia nerviosa es muy complejo. Principalmente habría que valorar el estado físico. Es decir, la masa corporal, el peso perdido, los daños producidos por el cambio. A través de especialistas que llevan a cabo análisis y pruebas médicas.

Paralelamente, es importante a atención psicológica. El objetivo es que el paciente acepte y reconozca que padece anorexia nerviosa. La mayoría de estas personas niegan que tienen una enfermedad. E resultado sería aumentar el peso hasta conseguir el estado normal. Y además recuperar los hábitos alimenticios. También es importante, que el paciente consiga aumentar su autoestima y elimine la distorsión de la imagen errada.

Otros de los puntos fuertes es el apoyo social. Disminuir la actividad física y el uso de horarios para comer. El esfuerzo tanto por parte de los familiares, profesionales y entorno es muy intenso y constante. Deben de implicarse con el paciente, y éste debe de asistir a psicoterapias. Tales como la cognitivo conductista y grupos de apoyo.

Referencias

Anorexia nerviosa: pánico a coger peso y vínculo con el deporte
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba