Salud

Dormir en una cama articulada: mejora tus lesiones y tu descanso

Dormir en una cama articulada

Para aquellos que sufren de dolor de espalda, apnea del sueño, ronquidos, lesiones, problemas digestivos y problemas de circulación, dormir cómodamente puede ser difícil. Dormir es esencial para una buena salud, por lo tanto, no descansar de una forma adecuada, puede causarte serios problemas y dificultar gran parte de tu vida diaria. La mejor opción para minimizar estos problemas es dormir en una cama articulada.

¿En qué puede ayudarte dormir en una cama articulada?

cama articulada

Una cama articulada te permite modificar tu posición para dormir y adaptarla a lo que realmente necesitas. Esto significa que puedes dormir o descansar con tu espalda recta, lo que ayuda a prevenir enfermedades como la ciática: Cuando apoyas la base de la columna vertebral, se mantiene alineada y evitas que los nervios queden atrapados. Si ya tienes ciática, dormir en una cama articulada puede aliviar tu dolor.

Al dormir en una cama articulada también puedes aumentar la inclinación para reducir parte de la presión que hace que la espalda se comprima durante la noche. Esto evitará que te despiertes y aparezcan más lesiones mientras que tu columna vertebral sea vulnerable. También podrás apoyar mejor tu cabeza cuando uses una cama ajustable, por lo que no necesitarás amontonar almohadas y mantener una posición incorrecta del cuello.

Apnea y ronquidos 

Si roncas, la inclinación de una cama ajustable ayudará a mejorar el problema. Una de las principales causas de los ronquidos es el cierre de la tráquea debido al peso del cuello, lo que hace que el aire emita un ronquido al pasar. Cuando te apoyas en posición vertical, la posición de la traquea cambia. Esto te permitirá reducir el sonido de los ronquidos y mejorar la calidad de tu sueño. 

Para aquellos que roncan debido a la apnea del sueño, dormir en una cama articulada es particularmente beneficioso. Esta es una condición en la que el individuo se despierta durante la noche porque la respiración se detiene. Esto puede dañar gravemente la calidad del sueño y se vuelve peligroso cuando la respiración se para durante mucho tiempo. La alteración de tu posición para dormir no te quitará la apnea del sueño, pero puede mejorar algunos tipos de apnea obstructivas. 

Problemas digestivos 

El reflujo ácido y la acidez estomacal pueden aliviarse con una cama ajustable, ya que ayuda a tu cuerpo a procesar los alimentos durante la noche. Si bien no es recomendable dormir con el estómago lleno si has comido en las últimas horas, puede ser útil ajustar la posición. Una cama articulada te ayudará posicionarte mejor para tener una digestión agradable.

Circulación e hinchazón 

Las extremidades rotas u estiradas deben elevarse para reducir el dolor que producen. Una cama articulada te dará una mejor elevación que una almohada o cojín y ayudará a reducir la hinchazón durante la noche. Aquellos que trabajan de pie todo el día también pueden beneficiarse de dormir en una cama articulada si vuelven a casa y sienten que sus piernas y pies están hinchados. Elevar las piernas les ayudará a sentirse mejor en general, al mismo tiempo que combate afecciones como las venas varicosas, que se forman cuando la sangre se acumula en las extremidades inferiores.

Lesiones

Si eres deportista seguramente hayas tenido la necesidad de cambiar de colchón o de cama más de una vez porque no descansas bien. En este caso dormir en una cama articulada como las de http://lacamageriatrica.com, mejorará tu descanso y tus lesiones, centrándose, sobre todo, en las partes que más trabajas de tu cuerpo.


¡Valora este artículo!

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir