Salud

Beneficios del drenaje linfático: todo lo que puede aportar a tu cuerpo

Descubre los beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático es una herramienta importante para mantener el sistema linfático en buenas condiciones para una salud óptima. La tarea principal del sistema linfático es mantener el sistema inmunológico funcionando bien mientras limpia y nutre todas las células del cuerpo, sin importar cuál sea su función. Las técnicas de drenaje linfático pueden contrarrestar los factores vitales y ambientales que pueden comprometer el sistema inmunológico. En este artículo te contamos cuáles son los principales beneficios del drenaje linfático para tu cuerpo.

¿Por qué es importante realizar un drenaje linfático?

El sistema linfático es el sistema de eliminación de desechos de nuestro cuerpo formado por órganos, conductos, ganglios y una red de vasos que se consideran una parte vital del sistema circulatorio. Estos vasos están llenos de un líquido llamado linfa, que está compuesto, entre otras cosas, de glóbulos blancos -incluidos los linfocitos-, que ayudan al sistema inmunitario del cuerpo a defenderse contra las bacterias dañinas. La linfa transporta desechos metabólicos, toxinas, infecciones y otros materiales extraños a los ganglios linfáticos, donde luego son destruidos.

Los ganglios linfáticos que se encuentran en el cuello, el abdomen, la ingle y la axila y fabrican las células que permiten que el cuerpo combata las infecciones. Nuestro sistema linfático puede estancarse fácilmente por deshidratación, fatiga, estrés, infección, etc., lo que puede desembocar en retención de líquidos, celulitis, dolor crónico y acumulación de grasa.

Un sistema linfático lento también puede ser la causa de sinusitis crónica, inflamación de los ganglios, tobillos y ojos, problemas y de garganta, resfriados y neumonía. Por ello, para evitar todas estas posibles consecuencias, es importante realizar un drenaje linfático cada cierto tiempo para ayudar a nuestro cuerpo a eliminar las sustancias que no necesita.

Masaje de drenaje linfático

Los 5 principales beneficios del drenaje linfático para tu cuerpo

Los masajes de drenaje linfático no son tan populares como otros tipos de masajes en nuestro país, pero lo cierto es que proporcionan numerosos beneficios para la salud. La International Alliance of Healthcare Educators explica que los masajes de drenaje linfático se realizan en un ritmo y dirección específicos para aumentar el flujo del sistema linfático en el cuerpo, y que tanto las personas con necesidades médicas específicas como las que están sanas pueden beneficiarse de este tipo de masaje.

Mejora la circulación, reducen la inflamación y desintoxican el cuerpo

Uno de los principales beneficios del drenaje linfático es que mejoran la circulación y desintoxican el cuerpo. Además, los masajes de drenaje linfático también pueden reducir la inflamación en el cuerpo causada por enfermedades como la artritis.

En los masajes de drenaje linfático se realizan una combinación de movimientos que incluyen aplicaciones de presión irregulares y alterativas que comprimen y estiran suavemente los tejidos musculares, ayudando al sistema linfático a eliminar las toxinas y otras sustancias no deseadas. Esto, a su vez, hace que los órganos se desinflamen -ya que se estimula la eliminación de líquidos sobrantes- y que se reduzcan los posibles bloqueos en su sistema circulatorio sanguíneo.

Facilita la cicatrización tras la cirugía

Los masajes de drenaje linfático pueden ayudar a la curación después de la cirugía, ya que facilitan el proceso de cicatrización en los que se ha realizado incisión quirúrgica. Además, los masajes de drenaje linfático ayudan a acelerar la regeneración de tejidos y células. Eso sí: no deben hacerse inmediatamente después de la cirugía. El paciente debe esperar por lo menos 6 semanas antes de recibir uno -o hasta que el médico lo autorice-.

Mejora el sistema inmunológico

El sistema inmunológico está estrechamente ligado al sistema linfático. De hecho, si el flujo de materiales linfáticos se ralentiza, el sistema inmunológico se debilita. Por ello, uno de los beneficios del drenaje linfático es que puede mejorar la función del sistema inmunológico y aumentar la producción de anticuerpos que combaten las infecciones.

Favorece la relajación

La mayoría de los masajes son relajantes porque son silenciosos, placenteros y calmantes, pero los masajes de drenaje linfático pueden ser especialmente relajantes porque pueden reducir los niveles de dolor en el cuerpo. El ritmo, la presión y el movimiento de los masajes de drenaje linfático trabajan juntos para reducir el dolor y el estrés y para promover la vitalidad y el bienestar general.

Reduce el dolor al dar el pecho

Otro de los beneficios del drenaje linfático es que ayuda a reducir la hinchazón y eliminar la congestión que provoca que los conductos se obstruyan. Esto es especialmente bueno para algunas mujeres que experimentan complicaciones durante la lactancia que por lo general se deben a que el bebé no se engancha bien. Estas complicaciones pueden incluir conductos obstruidos, pezones adoloridos y congestión, y pueden ser dolorosas y desalentadoras. Arreglar estos dos problemas puede reducir el dolor en los senos y los pezones, lo que en última instancia conduce a una mejor lactancia materna.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir