Suplementos

¿Cuándo es necesario tomar suplementos deportivos y cuándo no?

tomar suplementos deportivos

¿Es necesario y beneficioso tomar suplementos deportivos? ¿En todos los casos? Este debate es recurrente entre quienes defienden que no existen efectos adversos por el consumo de suplementación deportiva y quienes, desde la ciencia, alertan de los riesgos de consumirlos sin la adecuada supervisión médica.

Tomar suplementos deportivos: sí o no

Tomar suplementos deportivos sin necesitarlos o abusar de ellos puede llegar a generar problemas graves de salud como daños en los riñones o en el hígado. Si estás dudando sobre si en tu caso es recomendable incluir los suplementos deportivos en tu dieta y entrenamiento, consulta con un nutricionista. Cada persona tiene unas necesidades nutricionales.

Factores que determinan la idoneidad de tomar suplementación deportiva

Es habitual encontrar en los gimnasios a amateurs que hablan de cómo una u otra suplementación deportiva les ha ayudado a conseguir mayor resistencia y mejorar los resultados en el gym.

Sin embargo, numerosos estudios e investigaciones han demostrado que ingerir este tipo de suplementos sin control y evaluación por un profesional ha sido contraproducentes para la salud.

¿Qué se evalúa para determinar las cantidades adecuadas de suplementos deportivos que puede tomar cada persona?

La alimentación es uno de los pilares básicos que ayudan a los nutricionsitas a determinar la idoneidad de tomar o no suplmentos para la práctiva del deporte.

Los análisis nutricionales determinan qué cantidades y proporciones de proteínas ingiere de forma natural, así como la calidad de la dieta.

Por supuesto, también es importante consultar el historial de consumo de suplementos del individuo. Si ha tomado otros suplementos deportivos, el rendimiento puede no ser igual o adecuado.

El tipo de actividad física que realiza, con especial antención a la frecuencia con la que practica deporte, la intensidad y el tiempo de media que dedica, es otro de los factores que determinan si es conveniente o no incluir los suplementos.

Del mismo modo, por regla general, no realiza la misma actividad física un adulto que una persona joven; mientras que éstos mantienen mayor intensidad en sus ejercicios, los primeros merman la intensidad, por lo que no requerán de estos suplementos.

Con todo ello, se evalúa qué tipo de suplemento es el más adecuado a sus circunstancias y la dosis idónea, además de programar las revisiones que sean necesarias.

¿es bueno o malo tomar suplementos deportivos?

Consecuencias de consumir suplementos alimenticios sin necesidad o automedicado

La suplementación deportiva autosuministrada no valora el total de proteínas y nutrientes que ya existen en el organismo. En consecuencia, se aumenta el riesgo de transformar ese exceso en grasa, lo que conlleva un sobreesfuerzo para riñones e hígado.

Un riñón con sobrecarga de nutrientes puede derivar en arteroesclerosis. Esto supone una pérdida de estabilidad y funcionamiento de arterias, que, a su vez, genera hipertensión; esto aumenta el riesgo de infarto de miocardio.

Los suplementos nunca se deben tomar motu proprio. Sin la concurrencia de un médico que analice la edad, el sexo, la condición física y la dieta que realiza la persona se corren riesgos sanitarios.

Establecer la cantidad necesaria efectiva que debe tomar de suplementación deportiva le corresponde a los profesionales  

Suplementos deportivos: ¿cuáles necesitas?

Si la evaluación profesional de un nutricionista concluye con la receta de suplementos deportivos en la dieta, estos son los más habituales e indicados para deportistas.

Creatina para reforzar la masa muscular

Los suplementos deportivos con creatina tienen la misión de mejorar la fueza y la masa muscular. Se recomienda para aquellos profesionales del crossfit que hacen ejercicios con alta intensidad.

De forma natural se encuentra en carnes y pescados; pero en caso de necesitar la suplementación deportiva, se receta como batidos o barras energéticas. Y nunca por encima de 5 gramos al día en el ciclo.

Aminoacidos para recuperar el músculo

Después de un entrenamiento de alta intensidad la glucosa se desequilibra y se provoca un desajueste en los músculos. Para recuperar los músculos y los niveles adecuados de glucosa se recomienda la ingesta de alimentos con aminoácidos (leche, huevos, carnes y pescados).

Cuando la alimentación no es suficiente, se suelen derivar a complementos alimenticios con la dosis necesaria de aminoácidos en forma de geles, batidos o pastillas. En ningún caso se han de tomar más de 20 gramos al día de estos.

Glucosamina y glutamina, un tándem (muy) necesario

Ambos elementos son adecuados para reestablecer y minimizar el impacto del entrenamiento a posteriori. El primero actúa sobre las articulaciones, y el segundo refuerza el sistema inmunológico.

Por último, abordamos las afamadas bebidas energéticas, situadas en el punto de mira después de numerosos casos de taquicardias. Los expertos en nutrición no recomiendan su consumo como suplemento deportivo (ni como alimento habitual), dado que son consideradas como bombas para acelerar el ritmo cardíaco.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir