Salud

8 causas de envejecimiento prematuro

Envejecimiento prematuro

Envejecer es una etapa de la vida, de nuestros hábitos depende que no sea anticipadamente. La parte donde más se nota el envejecimiento prematuro es el rostro, la piel se vuelve delgada, opaca y flácida, después aparecen las líneas de expresión.

La principal causa del envejecimiento prematuro, es la formación de radicales libres en el cuerpo producido por el estrés, mala alimentación, falta de sueño, una vida sedentaria y demás factores ambientales. La piel empieza a perder colágeno, que se encarga de mantener unidas las células. Su descomposición trae consigo la pérdida de la elasticidad de la piel. Es un hecho que todos vamos a envejecer, pero hay que hacerlo en la etapa correcta, es imposible revertirla, pero con algunos cambios se puede retrasar su aparición

Factores que favorecen el envejecimiento prematuro

1. Exposición al sol

Los rayos UV dañan las células de la piel, y empiezan a producir menos melanina, colágeno y elastina, luciendo la piel reseca y flácida. Exponernos al sol sin protección hace que se manche la epidermis y cuando es grave puede aparecer lesiones como la queratosis actínica y las verrugas seborreicas. Sus efectos son mayores en personas de tez blanca por la producción de melanina que es la encargada de dar tono a la piel. Hay que evitar la exposición al sol en las horas que sea más fuerte, porque él es el responsable casi del 9o% del envejecimiento prematuro.

Exposición al sol

2. Estados de ánimo negativos

Vivir una vida de penas y tristezas envejece, porque afecta directamente la salud mental, nuestro cerebro también envejece.

3. Estrés

Cuando estamos sometidos a un exceso de estrés, el cuerpo empieza a liberar sustancias que causan mayor oxidación celular, y la sintetización de nutrientes baja. El cuerpo empieza a sentirse cansado y afecta también a nuestro sistema inmunológico, siendo más propensos a enfermarnos.

Quizá te interese leer:  Mamoplastia vs deporte, volver a entrenar después de la intervención

4. Falta de ejercicio

Realizar menos de 200 minutos a la semana de ejercicio nos convierte en sedentarios, esto hace que el metabolismo y la circulación sanguínea funcione de manera lenta, además, el ejercicio ayuda a liberar estrés, mantiene en forma el tono muscular, nuestra mente y en general todo el organismo. También te puede interesar este artículo, Ejercicio: el mejor antídoto para el estrés

5. Mala alimentación

Una alimentación alta en grasas, azúcares, comidas con bastantes aditivos y muy baja en frutas, verduras y agua, aumenta la producción de radicales libres. Los alimentos ricos en antioxidantes se deben incluir siempre en nuestra alimentación diaria, para que las células del cuerpo se blinden contra los radicales libres. Los antioxidantes los encontramos en su mayoría en frutas y verduras.

6. No dormir lo suficiente

Dormir ayuda a que el cuerpo y los órganos se recuperen, lo recomendado son ocho horas por la noche, cuando no se duerme lo suficiente amanecemos cansados y tensionados, generandonos más estrés, también es bueno tomar siestas cortas de no más de veinte minutos durante el día, para recargar algo de energía.

7. Sobrepeso

Cuando no se tiene un peso saludable empiezan a aparecer enfermedades, que a veces son típicas en personas de edades mayores, el efecto yo-yo también resiente mucho nuestro organismo.

8. Tabaco y alcohol

Fumar y beber en exceso acelera el proceso de envejecimiento. Ya conocemos los efectos del tabaco que sumados al alcohol resultan en una combinación nefasta para el organismo, los radicales libres generados por el consumo de alcohol y tabaco dañan las células que componen el cerebro, reduciendo la capacidad neurocognitiva (aprendizaje, memoria, razonamiento, habilidades de motricidad fina). El consumo excesivo de alcohol se asocia con mayor riesgo de sufrir Alzheimer.

Quizá te interese leer:  Pros y contras de los entrenamientos a altas temperaturas

El simple hecho de estar en un ambiente de fumadores también te expone a sus efectos nocivos, si en nuestra casa contamos con un fumador, hay que explicarle que también nos perjudica el hecho de que fume dentro, por eso en sitios públicos existen áreas para fumadores. En el aire también encontramos radicales libres, por la contaminación que generan los combustibles fósiles, siendo mayor en las ciudades más pobladas o bastante industrializadas.

Alimentos que retrasan el envejecimiento

Alimentos antioxidantes

  • Bayas ( frambuesas, moras, arándanos, fresas, cerezas): Poseen una buena cantidad de fitonutrientes que nos ayudan en la pérdida de peso, la salud ocular, previene la aparición del cáncer y ayudan a retrasar el envejecimiento.
  • Pescado (atún o salmón): Son buena fuente de ácidos grasos omega 3, baja la inflamación del cuerpo, humecta la piel, y fortalece nuestro sistema inmunológico
  • Té verde: Posee propiedades antioxidantes más altas que las halladas en la vitamina E y C , además que previene el desarrollo de células malignas.
  • Naranja: Contiene vitamina C que es también un antioxidante que fortalece el sistema inmunológico.
  • Brócoliç: Contiene vitamina A y vitamina C que potencia el sistema inmune.
  • Vino tinto: Ahora conocido como el elixir anti-edad porque contiene Resveratrol que es un potente antioxidante que repara el ADN previniendo el Envejecimiento prematuro. Una copa de vino al día es suficiente.
  • Aguacate: Contiene vitamina E, que es un antioxidante para la piel, además también ayuda a regular el colesterol malo.
  • Manzanas: Sus propiedades ayudan a combatir los radicales libres.
  • Leche: Las vitaminas que se encuentran presentes nos ayudan a tener huesos más sanos, fortalece el sistema inmune e inhibe algunas clases de cáncer como el de pecho, colorrectal y piel.

Sigue estos consejos y así podrás evitar el envejecimiento prematuro.

8 causas de envejecimiento prematuro
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba