Salud

Los grandes beneficios de ducharse con agua fría para tu salud

beneficios de ducharse con agua fría

Muchas personas prefieren el agua caliente, sin embargo, algunos estudios han demostrado muchos de los beneficios de ducharse con agua fría tanto para el físico como para la mente. A continuación, te mostramos los grandes beneficios de darte una ducha fría para tu salud.

Beneficios de ducharse con agua fría para el cuerpo y la mente

Miles de personas de todo el mundo incluyen las duchas frías en sus rutinas diarias y estos son los principales beneficios que han revelado.

Reduce los niveles de estrés

Tomar duchas frías regularmente hace que aumente ligeramente tus niveles de estrés, lo que conduce a un proceso llamado endurecimiento. Esto significa que tu sistema nervioso se acostumbra gradualmente a manejar niveles moderados de estrés. El proceso de endurecimiento te ayudará a mantener la cabeza fría la próxima vez que te encuentres en una situación estresante.

Mantiene el nivel de alerta

Las duchas frías despiertan tu cuerpo, lo que induce a un mayor estado de alerta. El frío también te ayuda a respirar más profundamente, lo que disminuye el nivel de CO2 en todo el cuerpo y potencia la concentración. Cuando el agua fría se derrama sobre tu cuerpo, tu respiración se hace más profunda en respuesta al choque del frío -tu cuerpo trata de mantenerte caliente al aumentar la ingesta general de oxígeno-. Tu ritmo cardíaco también aumentará, lo que dará como resultado un torrente de sangre a través de tu cuerpo que te ayudará a tener energía. Las duchas frías te mantienen preparado y concentrado durante todo el día.

ducharse con agua fría

Ayuda a quemar grasa

Hay dos tipos de grasa en su cuerpo: grasa blanca y grasa marrón. La grasa blanca es la mala y la grasa marrón es la buena. La grasa blanca es la grasa corporal que todos conocemos y luchamos por eliminar.

Al darte duchas frías, la grasa marrón se activa debido al frío extremo, y empezarás a quemar calorías para mantenerte caliente. Investigadores escandinavos descubrieron que la exposición a temperaturas frías aumentó la tasa metabólica de la grasa marrón en quince veces, lo que podría ayudar a una persona a perder 5 kilos en un año si incluye las duchas frías en sus rutinas.

Mejora el sistema inmune

Los estudios científicos han descubierto que ducharse con agua fría aumenta la cantidad de glóbulos blancos en tu cuerpo. Estas células sanguíneas protegen el cuerpo contra las enfermedades. Los investigadores creen que este proceso está relacionado con una mayor tasa metabólica, que estimula la respuesta inmune.

Aumenta la recuperación después del ejercicio

Los atletas a menudo toman baños de hielo después de un entrenamiento intenso para reducir el dolor. No es necesario que lo lleves al extremo, pero puedes obtener un beneficio similar con una rápida ducha fría después de tus sesiones de entrenamiento.

Potencia la salud del cabello y la piel

Ducharse con agua fría mejora la piel y reduce los efectos del acné. El agua caliente seca la piel, mientras que el agua fría tensa las cutículas y los poros, evitando que se obstruyan. También puedes ducharte con agua fría para tener un cabello más brillante y atractivo. El agua fría cerrará la cutícula, por lo que es menos probable que se acumule suciedad en el cuero cabelludo.

Ponlo en práctica

Si quieres aprovechar los sorprendentes beneficios de ducharse con agua fría, te recomendamos darte baños en los que empieces con agua caliente y progresivamente bajes la temperatura. También puedes tomar una ducha alterna simplemente cambiando la temperatura del agua de caliente a fría cada 10-20 segundos. Cuando te sientas valiente y tengas la fortaleza mental que necesitas para sobrevivir a los temblores, prueba a darte una ducha fría completa.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir