Nutrición

Consejos para evitar la ansiedad por comer mucho y a deshora

Alimentarnos es un proceso tanto placentero como necesario que requiere nuestro cuerpo a diario. Sin embargo, es preciso tener la voluntad necesaria para evitar la ansiedad por comer, a fin de librarnos de los desequilibrios en la dieta y otros efectos negativos en la salud. Por este motivo, hoy te mencionaremos algunos prácticos consejos que podrás aplicar en tu día a día.

Cómo evitar la ansiedad por comer

Mantente activo

Comenzamos esta lista con un consejo fundamental para evitar la ansiedad por comer mucho y a deshora. Una mente ocupada, es una mente que no tiene tiempo para dejarse llevar por la las comidas desequilibradas. Resultando así fundamental, que realices diversas actividades que mantengan tu cuerpo y tu mente distraídos de los desórdenes alimenticios.

Realiza ejercicio diariamente

Procura incluir en tus actividades diarias la práctica de algún deporte o realiza ejercicios. Ten presente, que ejercitarse contribuye a la liberación de endorfinas, siendo estos péptidos los encargados de segregar una sustancia que nos brinda bienestar temporal. Es por este motivo, que se les suele conocer como las ‘hormonas de la felicidad’.

beber agua, hidratarse

Asimismo, es recomendable que procures hidratarte lo suficiente durante el día, especialmente al realizar deportes. Ya que, a pesar de sonar bastante extraño es común que a menudo suela confundirse la necesidad de hidratación con la de alimentarse. Una vez terminada tu rutina de entrenamiento, puedes ingerir alguna fruta u otro alimento ligero.

Sal de tu burbuja

Pasar demasiado tiempo en la comodidad de tu hogar puede resultar contraproducente. Muchas veces, el encierro puede traer consigo la aparición de diversos trastornos, encontrándose entre ellos la ansiedad. No te sientas prisionero de tu hogar, estando en él se te hará fácil correr a la cocina para comer cualquier cosa que encuentres a la mano. Además, contribuye a una vida sedentaria.

Procura sacarle el mayor provecho a tu tiempo. Inscríbete en un curso para aprender algo nuevo, sal a tomar un poco de aire libre o queda con unos amigos. Lo importante es que procures realizar diversas actividades que no se relacionen directamente con la comida, y puedan mantener tu mente lejos de la ansiedad.

Cepíllate los dientes 3 veces al día

Mantener una buena higiene bucal puede ayudarnos a controlar los desórdenes alimenticios. Ya que, cepillarnos constantemente nos brindará una sensación de frescura que puede contrarrestar los efectos del apetito por ansiedad.

Además, después de cada lavado de dientes sabrás que tendrás que esperar un lapso de tiempo prudente para comer. Esto, con la finalidad de poder mantener tus dientes limpios.

Descansa lo suficiente

Descansar suficiente

Una de las claves para disfrutar de una vida saludable lejos de los trastornos y otro tipo de enfermedades, se centra en el buen descanso. Debes tener en cuenta, que esto no solo involucra descansar las 8 horas diarias que suelen recomendarse. Es de vital importancia que evites trasnochar y acostarte demasiado tarde.

No permitir que el cuerpo descanse durante la noche, puede traer consecuencias negativas a nivel metabólico. Ten presente que nuestro reloj biológico está programado para un descanso nocturno. De esa manera, permanecer despierto durante este tiempo aumentará las probabilidades de que puedas sufrir diversos trastornos por el mal descanso, como ansiedad.

Además, esto también influirá de manera negativa a que se genere un desorden alimenticio. Ya que, estarás ingiriendo alimentos en horas que deberían estar destinadas exclusivamente al descanso.

Establece disciplina en tu alimentación

Por último, te traemos uno de los consejos para evitar la ansiedad por comer mucho y a deshora más importantes. Para mantener una dieta saludable y equilibrada, es necesaria la voluntad y disciplina. Así que, establece un horario de alimentación riguroso que te propongas a cumplir al pie de la letra.

Diversos especialistas en el mundo de la nutrición, recomiendan ingerir ‘meriendas’ entre las comidas principales del día. Esto, con la finalidad de que no pases más de 4 o 5 horas sin ingerir alimentos. Por lo que, se recomienda que incluyas algunas meriendas ligera y saludables en tu dieta, tal como pueden ser algunas frutas o cereales.

De esta manera, tu cuerpo se acostumbrará al horario que establezcas para la alimentación. Además, así evitarás ingerir alimentos de manera impulsiva aprendiendo a discernir entre el apetito generado realmente por hambre, y aquél que aparece ante un posible ataque de ansiedad.

Evitar la ansiedad por comer es un asunto de voluntad

Fuerza de voluntad para evitar ansiedad

La ansiedad es un trastorno que muchas veces puede controlarse con la voluntad necesaria, pues tú tienes el control de tu cuerpo así como de tu mente, y no debería suceder al contrario. Sin embargo, si sientes que el asunto se escapa de tus manos, es recomendable que acudas con un nutricionista u otro profesional de la salud que pueda prestarte la ayuda necesaria.

Asimismo, también resulta útil estar atento ante cualquier síntoma de este trastorno que pueda presentarse. Procura tener completo discernimiento de los síntomas producidos por este trastorno, a fin de evitar comer más de la cuenta o en las horas menos propicias.

1 Comentario

1 Comentario

  1. c

    8 abril, 2019 at 10:48

    te ha faltado decir
    qe la calidad d ls alimentos ha bajado y tienen menos nutrientes asi qe para obtenerlos comemos mas
    tbn
    el tener tajo estable bien pagado
    pa tener una cama y pareja y sexo =
    solo votando a up es probable conseguirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir