Natación

Estilos de natación: conocimientos básicos sobre el crol

nadar estilo crol

Cuando te adentras en el mundo de la natación te das cuenta que no es tan sencillo como se ve desde fuera, es un deporte muy complejo donde se requiere una buena técnica para poder mejorar y evitar las lesiones. Pero antes de tirarnos a un piscina a nadar deberíamos saber cuales son los diferentes estilos de natación y como ponerlos en practica. Hoy hablaré del estilo más común que podemos encontrar en las piscinas. El crol.

Crol (o crawl)

Conocido como estilo libre, el crol es el más practicado por personas que empiezan a nadar de manera ocasional en una piscina. La técnica puede parecer sencilla, pero una gran proporción de personas no la ejecuta de la manera correcta.  El movimiento de los brazos se puede englobar en dos fases: la fase acuática y la fase aerea. La primera de ellas  empieza con la entrada de la mano en el agua, entrando primeramente el pulgar que seguirá con la introducción de la palma de la mano y el codo, una vez todo el brazo a entrado por el mismo punto su movimiento será hacia abajo y hacia atrás ayudando a impulsar al nadador. Esta fase finaliza con el cambio de dirección del brazo que se dirige hacia la salida del agua. La segunda fase (o aérea) empieza cuando el brazo sale del agua, este lo hace primeramente por el codo para dejar paso a la salida del antebrazo y la mano. El codo siempre se mantendrá en alto y la palma de la mano la enfocaremos hacia fuera ligeramente.

Quizá te interese leer:  Algunos errores que cometemos nadando

estilo crol

La función de las piernas es la de propulsar al deportista y equilibrar el movimiento de los brazos. En este movimiento las piernas se mueves de arriba hacia abajo de manera intercalada, ello provoca el impulso en el atleta. Los tobillos deberán estar relajados en todo momento para que puedan continuar con el movimiento de las piernas.

La respiración en este estilo requiere de práctica, ya que por desgracia muchos se acostumbran a respirar solo por un lado, cuando lo idea es hacer de manera bilateral por diferentes razones, una de ellas es que no sobrecargas tanto la zona cervical. Podemos empezar con la respiración cada dos brazadas para luego aumentarla cada tres y así respirar bilateralmente.

Nunca es tarde para empezar a nadar de manera correcta y tanto nuestro cuerpo (evitaremos lesiones) como nuestros registros lo agradecerán.

Estilos de natación: conocimientos básicos sobre el crol
5 (100%) 1 voto

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba