Nutrición

Los alimentos que producen gases ordenados de más a menos

Alimentos que producen gases

Los gases intestinales pueden producirse por varios motivos: hábitos dietéticos, comer con prisas, hablar demasiado mientras comemos, comer justo antes de irnos a dormir… Con esto queremos decir que hay varios hábitos o acciones que pueden provocar un aumento de gases intestinales. También hay alimentos que provocan gases. Los vegetarianos, por ejemplo, suelen producirlos más, o las personas que beben muchas bebidas gaseosas. Toma nota de qué alimentos son y sigue nuestros consejos para reducir esos gases tan molestos e incómodos.

10 alimentos que producen gases por orden de más a menos

1. Legumbres

Alubias, habas, judías, garbanzos y todas las legumbres en general provocan muchos gases. Aunque depende mucho de la persona, hay estudios que han afirmado que las legumbres, que contienen una gran cantidad de oligosacáridos, provocan gran cantidad de gases. Los oligosacáridos son un tipo de hidratos de carbono.

Esto no significa que debamos consumir menos legumbres o que sean perjudiciales para nuestro organismo. Las legumbres aportan vitamina B1, B2 y B3, son fuente de ácido fólico y ricas en potasio, magnesio, zinc, hierro y fósforo.

Las legumbres provocan gases

2. Verduras y hortalizas

Las verduras y hortalizas son alimentos que provocan muchísimas flatulencias, además de hinchazones abdominales. Pero no todas las verduras y hortalizas las provocan. El repollo, el brócoli y la coliflor son las más destacables, aunque hay otras como la lechuga, la cebolla y los pimientos, que muchas veces se consumen crudos, que también provocan muchos gases. Estos alimentos son muy ricos en fibra, que cuando se ajunta con las bacterias intestinales se forman gases.

Tal y como sucede con las legumbres, tanto las verduras como las hortalizas son piezas clave en nuestra alimentación. El que causen gases no significa que debamos eliminarlas de la dieta pero sí puedes reducir el consumo de las que hemos nombrado, que son las que provocan más gases, y consumir otras.

3. Algunas frutas

La fructosa provoca gases cuando la cantidad que contiene la pieza de fruta es alta. La manzana, la sandía y la cereza contienen mucha fructosa, por lo que son las frutas que más gases provocan.

La fruta también es muy importante en nuestra dieta, pero puedes hacer pequeñas variaciones en tus comidas. Si eres una persona que sufre de gases, puedes reducir el consumo de estas frutas y aumentar el de otras que contengan menos fructosa, como las fresas. No conviene sacarlas totalmente de tu dieta, solo comerlas con moderación.

Alguna fruta provoca flatulencias

4. Bebidas gaseosas

Las bebidas gaseosas, en especial los refrescos de cola y la cerveza, pueden provocar muchos gases intestinales. Las bebidas gaseosas y carbonatadas contienen grandes cantidades de azúcar y otros componentes que podrían dañar a nuestra salud. A diferencia de las legumbres, verduras, hortalizas y frutas que son alimentos necesarios en nuestro organismo y aunque provoquen gases es recomendable no eliminarlos, las bebidas gaseosas es mejor sacarlas totalmente de nuestra dieta.

Quizá te interese leer:  Vacunas: mitos y verdades

5. Lácteos

La lactosa es un caso especial. La leche de vaca puede crear un exceso de gas en personas que muestran una cierta intolerancia a la lactosa. Al cuerpo, en este caso, le cuesta digerir los azúcares que contiene la leche de vaca e intenta digerirla por fermentación, lo que provoca gases.

Nuestra recomendación es que si muestras cualquier tipo de intolerancia a un alimento, lo elimines de tu dieta. Y no solo por los gases sino porque estás “castigando” a tu aparato digestivo. Ante esta situación consulta con tu médico qué es lo mejor para ti.

6. Zumos

Los zumos, especialmente el de uva, suelen provocar muchas flatulencias. Hay personas, incluso, que utilizan los zumos para expulsar los gases que tienen retenidos en el estómago y les provoca hinchazón. El motivo es que contienen una gran cantidas de fructosa, glucosa y sacarosa, componentes que favorecen a la creación y expulsión de flatulencias.

Reduce el consumo de zumos o consúmelos naturales en vez de envasados. Toma el hábito de prepararte tú mismo los zumos con fruta fresca. Es mucho más sano para el cuerpo y puedes escoger las frutas que más te gusten, incluso hacer combinaciones.

7. Avena

La avena es un cereal muy querido debido a que es rica en vitaminas del grupo B, vitamina E, selenio, hierro, magnesio, cobre, fósforo y fibra. Sin embargo, puede provocar gases y dolor abdominal a causa del hinchazón. Su alto contenido en fibra soluble y no soluble es la culpable de provocar flatulencias.

Nuestro consejo es que remojes la avena antes de consumirla. De esta manera, no pierde su valor nutricional pero facilitas su digestión. También puedes cocinarla, así no solo la haces más digerible, también obtienes un sabor más agradable.

La avena puede provocar hinchazón

8. Edulcorantes

Algunos edulcorantes, como el sorbitol y el manitol, presentes en caramelos, chicles y otras gominolas sin azúcar dan gases. Los chicles, además, hacen que mastiquemos más y traguemos más aire, lo que aumenta el riesgo de padecer gases y hasta hinchazón.

Quizá te interese leer:  Reducir cadera es más fácil con estos ejercicios, ¡hazlos ya!

A menudo creemos que si no contienen azúcar no son dañinos, pero contienen otros componentes para darles sabor que no son beneficiosos para el cuerpo. Este tipo de productos no aportan nada a nuestra dieta, por lo que pueden eliminarse totalmente.

9. Frutos secos

El consumo de algunos frutos secos como uvas pasas, cacahuetes, pistachos, pipas de girasol y almendras le puede provocar aún más gases a las personas con tendencia a padecerlos. En este caso no se trata de evitar su consumo, ya que está demostrado que los frutos secos aportan muchos nutrientes al organismo, pero sí reducirlo.

Algunos frutos secos provocan gases

10. Comida salada

Las comidas saladas tienen un alto contenido en sodio, lo que provoca que el cuerpo retenga líquidos y se tenga una sensación de hinchazón. Además, en algunas ocasiones puede provocar flatulencias.

Para evitar esta desagradable sensación, reduce la sal de los alimentos cuando cocines. Esto no solo mejorará tus digestiones, también reducirá el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Consejos para evitar gases e hinchazón

Además de reducir o eliminar alimentos que producen gases, hay una serie de hábitos que pueden ayudarte a combatir esas molestias:

  • Come despacio.
  • Mastica bien los alimentos.
  • Practica ejercicios de respiración y relajación antes de comer.
  • Bebe un poco de agua con limón antes de cada comida.
  • Evita beber muchos líquidos durante y después de las comidas.
  • Añade unas gotas de vinagre de manzana, tamari o zumo de limón a las ensaladas o platos con legumbres.
  • Añade jengibre o semillas germinadas a algunos de tus platos.
  • Descanso de 12 horas entre cena y desayuno.
  • No hagas deporte justo después de comer.
  • Toma infusiones digestivas a lo largo del día.
  • Respeta los horarios de las comidas.

No es necesario que cambies todos tus hábitos y sigas a raja tabla todos los consejos anteriores para eliminar los gases. Basta con que hagas algunos pequeños cambios en tu alimentación y cambies alguno de tus hábitos. Aunque a cada persona le afecta de una manera u otra, puede que tus problemas intestinales sean por un único motivo: beber muchas bebidas gaseosas por ejemplo. En este caso no hará falta que modifiques toda tu dieta y cambies todos tus hábitos, bastará con que elimines esas bebidas de tu vida.

Si los gases te provocan muchas molestias e hinchazones, habla con tu médico. Sobre todo si no mejoran los síntomas después de aplicar algunos cambios. Aunque es poco común, estas molestias también pueden estar indicando un trastorno digestivo no diagnosticado.

Los alimentos que producen gases ordenados de más a menos
5 (100%) 3 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir