Running

Correr después de una lesión: la progresión es la clave

volver a correr después de una lesión

Este título señala el objetivo de todos los corredores que por lesión no pueden seguir practicando deporte. Correr después de una lesión es la meta con la que sueñan esos corredores.

A lo largo de la vida de un corredor es difícil que no le sorprenda una lesión que lo deje meses en dique seco. La falta de fuerza, el sobreentrenamiento, la mala técnica de carrera o simplemente la mala suerte son las causas de que un corredor pase de devorar kilómetros al reposo absoluto.

Independientemente de la lesión que tengas hay que seguir unos pasos para correr después de una lesión y no volver a recaer.

Correr después de una lesión

El punto más importante de todos para correr después de una lesión es que te diagnostiquen y te traten de manera adecuada la lesión. Con esto me refiero a que te pongas en manos de un profesional en medicina deportiva o fisioterapia y no de tu médico de cabecera.

Si la lesión se ha extendido durante meses es normal sentir molestias en la zona al volver a correr después de una lesión. Este dolor forma parte de la adaptación del músculo o tendón lesionado a la vuelta a la carrera, otras veces este dolor responde a causas psicológicas ya que estás muy pendiente de la zona a la más mínima molestia.

Quizá te interese leer:  Consejos para adelgazar si te has cansado de hacer dietas

correr después de una lesión

Para volver a correr después de una lesión hay una palabra que te tienes que acompaña siempre: progresión.

La vuelta a los entrenamientos debe ser progresiva y es mejor que te quedes corto de kilómetros a que te pases. Después de una lesión no sabes cómo responderá tu cuerpo y las primeras semanas son claves para ver si estás preparado o no para volver a correr.

Durante esas primeras semanas no forzarás en absoluto y seguirás con los ejercicios de fortalecimiento que te ha mandado el profesional. A la mínima molestia tocará volverse a casa y descansar, no vale la pena tirar toda la recuperación al suelo por una tontería.

Esto no es una ciencia exacta y es posible que debas ir probando que te hace empeorar y que no, pero sobretodo debes respetar los tiempos.

Si tu fisio te dice que solo puedes correr 10 minuto cada 2 días lo tendrás que hacer por mucho que te sientas como fuerzas de correr 2 horas.

Correr después de una lesión es posible, pero debes ser consciente de que no es fácil.

Correr después de una lesión: la progresión es la clave
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba