Fútbol

Las lesiones más comunes en futbolistas y más temidas

lesiones mas comunes en futbolistas

El fútbol es un deporte que, aparte de la exigencia física, también incluye el contacto con otros jugadores, por lo que una mala entrada puede provocar lesiones de distinta gravedad. Las lesiones más comunes en futbolistas ocurren en músculos implicados en el movimiento de carrera, pero también pueden ser caídas y golpes los fenómenos que las causen.

Lesiones más comunes en futbolistas

Esguinces de tobillo

Estos suceden, sobre todo, en entradas y en saltos, ya que un mal apoyo puede ser la primera causa. Normalmente se lesiona el ligamento de la parte externa y no suele revestir gravedad, raramente se ve afectado el ligamento de la parte interior, pero las consecuencias son peores. Una mala entrada puede provocar un desastre en el tobillo del rival como ha quedado claro en tantas jugadas decisivas que han dejado KO al jugador del otro equipo.

Lesiones en la rodilla

Hay diferentes tipos y todas son preocupantes entre las lesiones más comunes de los deportistas. Pueden aparecer por entradas duras (como las roturas de ligamentos) o por un esfuerzo mecánico repetitivo (tendinitis rotuliana) así como problemas en los meniscos. La mejor manera de evitar estas lesiones es mediante un fortalecimiento adecuado de los músculos implicados.

lesión de rodilla en futbolista

Lesiones musculares

Lesionarse los isquiotibiales es algo común en este deporte, un mal calentamiento, unos isquiotibiales débiles o un cambio de ritmo pueden provocar lesiones en este músculo, que puede ir desde una simple contractura hasta una rotura grave. Otros músculos implicados serían el cuádriceps , el sóleo y los gemelos.

Pubalgia

Le dedicamos un apartado aparte por la incidencia de esta lesión y lo molesta que puede llegar a ser. Una descompensación muscular entre los abdominales y el tren inferior puede provocar que una parte de la musculatura se inflame. Se diferencia entra pubalgia alta (inflamación de recto y abdomen), pubalgia mixta (inflamación de recto, abdomen y aductor) y pubalgia baja (inflamación de aductor).

Lo que suele causar esta lesión son los disparos a puerta (por el movimiento de la pierna) y una falta de fuerza en alguno de los músculos implicados. Es una lesión muy complicada de curar si no se descansa lo suficiente y el jugador no se pone en manos de un profesional.

Es una de las lesiones más comunes en futbolistas, tanto amateurs como profesionales, debido al estrés al que es sometida esa zona durante los entrenamientos y las competiciones.

Tensiones del manguito rotador

El manguito rotador sostiene el brazo en la articulación del hombro. Cuatro músculos forman el manguito rotador, y son esenciales para estabilizar la articulación.

Los síntomas de una distensión del manguito rotador generalmente incluye un dolor que se desarrolla repentinamente en el hombro. Algunos jugadores experimentan una sensación de desgarro. El dolor puede ser severo e irradiar hacia abajo a lo largo del brazo.

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis de Aquiles causa dolor, inflamación e incluso una potencial degeneración del tendón de Aquiles en la parte posterior del tobillo. Los síntomas pueden ser agudos, resolverse en unas pocas semanas, o ser crónicos y duraderos. La tendinitis aguda de Aquiles suele ser más dolorosa y puede evitar que un atleta tome el campo. Por lo general, un jugador de fútbol con tendinitis de Aquiles crónica puede jugar, pero la condición causará molestias y probablemente afectará el rendimiento.

Férulas de espinilla

Las férulas de espinilla causan dolor en la parte delantera de la pierna. Los médicos se refieren a estas lesiones  como síndrome de estrés tibial. El dolor es el resultado de la inflamación de los músculos, tendones y tejido óseo alrededor de la tibia o espinilla.

Si bien la afección no es grave, el dolor puede ser incapacitante y provocar complicaciones graves si no se trata adecuadamente con hielo, reposo y estiramiento. Los cambios en la actividad, correr excesivamente, usar calzado inadecuado o desgastado, o tener pies planos pueden causar  estos calambres.

Para evitar todas esta lesiones e incluso mejorar todo nuestro rendimiento en este deporte concreto, te aconsejamos seguir estos ejercicios para mejorar en fútbol.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir