Ciclismo

Fat bikes: conoce todos los secretos de esta bicicleta

fat bikes

De unos años atrás hasta ahora se ha podido ver como amantes de la MTB cambiaban su bicicleta más clásica por otra con monstruosas ruedas. Las Fat bikes han llegado para quedarse y marcar una época entre todos los aficionados al ciclismo.

Aunque su uso actual es muy diferente al originario, no deja de ser una buena herramienta de entrenamiento en diversos terrenos poco accesibles. Es por lo tanto la evolución de un método de transporte que ha encajado de buena manera en la comunidad ciclista.

¿Que son las Fat bikes y cual es su origen?

El término Fat bike ya da una idea sobre las características de esta bicicleta. Las Fat bike son bicicletas grandes y rudas, pero a la vez se reconocen por su simplicidad. No llaman la atención nada más que por el volumen de sus neumáticos, ya que carecen de suspensión como las actuales MTB.

Sus grandes neumáticos, de hasta 12 centímetros de ancho, proporciona al ciclista que utiliza una Fat bike un agarre increíble en terrenos irregulares y en la nieve. Ese grosor de neumáticos contrasta con una baja presión de ruedas (en torno a 0,5 bares), que permite que el agarre sea mayor y no se hunda en la nieve.

Si buscas sobre los orígenes de las Fat bike encontrarás que estas fueron ideadas para facilitar el desplazamiento en terrenos como la nieve y evitar el hundimiento que se provocaría con las bicicletas convencionales.

Con los años las Fat bikes han interesado más a deportistas que no se desplazan por terreno nevado debido a que por sus características son ideales para los terrenos irregulares de la montaña. Incluso es posible ver por la ciudad personas pedaleando encima de estos monstruos.

Quizá te interese leer:  Ejercicio y mente activa como claves para evitar enfermedades

fat bikes

Esto último es un error, ya que este tipo de bicicleta se diseñó para mantener una buena tracción y no para conseguir velocidad, por lo que las pedaleadas sobre asfalto con esta bicicleta sirven de bien poco. Esto es así porque la fuerza que hay que ejercer para que el neumático se mueva es superior que en una bicicleta de ciudad, y es que al tener tanto volumen y tan poca presión su desplazamiento es más costoso.

Por último añadir que su peso poco tiene que ver con las bicicletas de ciudad, ya que el peso de las Fat bikes es bastante más elevado que en las anteriores.

Fat bikes: conoce todos los secretos de esta bicicleta
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba