Salud

Hábitos saludables para dormir bien y descansar

dormir bien

Muchas veces luego de haber dormido, sentimos que no hemos descansado suficiente, y aunque los números digan que fueron suficientes horas, podemos seguir sintiéndonos cansados. Todo esto puede ocurrir por tener malos hábitos para dormir. Tus acciones y actitudes pueden tener un gran impacto en tus horas y/o calidad de sueño; en especial lo que hagas antes de dormir puede repercutir en el tiempo que tardas en dormirte, las horas seguidas de sueño que puedes tener, o tener un sueño reparador.

Según la Asociación Española de Enfermos del Sueño (Asenarco), en el último siglo, el tiempo promedio del sueño se ha reducido al menos en un 20%, es decir, que actualmente dormimos aproximadamente 2 horas diarias menos de sueño.

Tener buenos hábitos para dormir puede tener un resultado significativo sobre la calidad del sueño y la calidad de vida. Cambiar ciertos detalles de tu vida diaria podrán ayudarte a que descanses correctamente, y tu cuerpo tenga tiempo de descansar y recuperarse de los ajetreados días que llevamos hoy en día.

Muchas personas subestiman la actividad de dormir, consideran que realmente no lo necesitamos para estar saludables, o que realmente no influye tanto sobre nuestras vidas. Se estima que un 30% aproximadamente de la población tiene problemas con el sueño, ya sea por defecto, o por exceso. Generalmente los que padecen de insomnio atribuyen los síntomas a otras enfermedades o condiciones no relacionadas con el descanso, por lo que no descubren realmente cuál es el problema y mucho menos como solucionarlo.

Aquí te daremos algunos tips para mejorar tus hábitos a la hora de dormir, y que el tiempo que utilices para descansar, realmente sea para recuperarnos para comenzar un nuevo día:

Quizá te interese leer:  Los superalimentos que debes procurar consumir más a menudo

insomnio

  1. Procura no ver televisión, leer, o pensar en problemas y preocupaciones cuando te acuestas en la cama para dormir. Si haces esto, tu cerebro relacionará la cama con esas actividades y no con dormir, por lo que te costará quedarte dormido.
  2. Realiza una rutina diaria antes de dormir: trata de hacer siempre lo mismo antes de dormir, por ejemplo, tomar un baño de agua tibia; luego, cuando realices esa actividad tu cuerpo se acostumbrará a dormir después de eso y te dará sueño.
  3. No duermas tanto durante el día: si puedes evitar las siestas, acumularás el sueño y cansancio para la noche, lo que facilitará que te acuestes y te levantes a una hora razonable, sin alterar su ciclo del sueño.
  4. Evita comer y beber en abundancia durante las últimas horas del día, eso te ayudará a sentirte menos pesado, y dormir más cómodamente.
  5. Ejercítate: hacer ejercicio de manera rutinaria te ayudará a que tu sueño sea más reparador. De todas maneras, es recomedable no hacer ejercicio tarde en la noche, porque puede tener un efecto contrario con respecto al sueño.
  6. Limita bebidas con cafeína, refrescos, y nicotina, en especial en las últimas horas de la tarde.
  7. Crea tu rutina: trata de dormirte y levantarte a la misma hora todos los días, así acostumbras a tu cuerpo a mantener un horario.
  8. Ve a dormir únicamente cuando estés cansado.
  9. Crea en tu habitación un ambiente cómodo para dormir: para dormir cómodamente tu cuarto debe estar a una temperatura fresca, si es posible que no tenga ruidos, y también que no tenga ninguna luz prendida para el momento de dormir.
Quizá te interese leer:  Cómo eliminar la grasa subcutánea y la grasa visceral

Referencias

Hábitos saludables para dormir bien y descansar
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba