Running

Correr de talón: así afecta a tus articulaciones

correr de talón

Para correr no es suficiente ponerte unas zapatillas y empezar a recorrer kilómetros. Si quieres ser un buen corredor, de esos que están toda la vida corriendo, debes vigilar al milímetro tu pisada. La nueva moda de correr ha provocado que los corredores no cuiden su técnica de carrera y que muchos de ellos empiecen a correr de talón, con el riesgo que esto conlleva para las articulaciones.

Para correr es importante hacerlo con seguridad y evitando a toda costa las lesiones. Es por esto que te quiero explicar que riesgos tienen para ti correr de talón.

Correr de talón y los peligros para el corredor

El movimiento natural a la hora de correr es entrando en contacto con el suelo con la parte media del pie. De esta manera, durante la transición de la pisada las fuerzas quedan repartidas de manera equilibradas y el impacto no se traduce en una excesiva tensión en las articulaciones.

Cuando la pisada es incorrecta, la distribución de las fuerzas es irregular y es entonces cuando las articulaciones comienzan a sufrir.

Si eres de lo que empiezan a correr de talón, debes saber que cuando el contacto con el suelo se hace de esta manera, la rodilla queda bloqueada con la pierna totalmente extendida y todo el impacto se dirige a la rodilla, creando una excesiva tensión que acabará convirtiéndose en una lesión.

Quizá te interese leer:  La estrategia en carrera lo es todo

Lo segundo a considerar si corres de talón es que el punto de apoyo es muy reducido y todo el impacto se localiza en esa zona y por lo tanto los kilos de fuerza son mucho mayores en dicho punto, como consecuencia de esto las articulaciones del tobillo y de la rodilla sufren, así como los tendones localizado en estas.

correr de talón

Correr de talón también provoca que la velocidad en carrera se reduzca, ya que al impactar con la parte posterior del pie se consigue un efecto de frenada terrible.

Para evitar estos riesgos lo mejor que puedes hacer es trabajar la técnica de carrera para ir cambiando la manera de pisar hacia una pisada de metatarso, de esta manera conseguirás correr con menos lesiones y de una manera más eficaz.

Correr es más que poner un pie delante de otro y todo el trabajo específico fuera de la carrera se traduce en una mejor experiencia deportiva.

Correr de talón: así afecta a tus articulaciones
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba