Wearables

Samsung Galaxy Fit e: una gran alternativa a la Xiaomi Mi Band

Samsung Galaxy Fit e

Durante el evento Unpacked en 2019, Samsung no solo anunció sus nuevos teléfonos inteligentes de alta gama, sino también una serie de dispositivos portátiles. Entre ellos destacaron dos nuevas pulseras de actividad, Galaxy Fit y Fit-e.

Samsung Galaxy Fit-e ya está disponible en la tienda online del sitio web oficial de Samsung en algunas regiones, pero también en Amazon al increíble precio de 39 euros, una posición particularmente agresiva que mantiene a esta pulsera de actividad como un competidor directo de otros dispositivos conocidos, como la pulsera de actividad Xiaomi Mi Band 3.

Características de la Samsung Galaxi Fit E

De un vistazo, es realmente difícil distinguir la Galaxy Fit e de otras pulseras de actividad disponibles en el mercado. El diseño ligero y minimalista es muy común para este tipo de dispositivo, que logra pasar especialmente desapercibido en combinación con cualquier tipo de atuendo, especialmente si compras la versión negra -no se puede decir lo mismo del amarillo-.

Aparte de esto, debemos decir que la Samsung Galaxy Fit e es un dispositivo muy liviano y, con un peso de solo 15 gramos (incluida la correa), olvidarás fácilmente tenerlo en la muñeca después de unos minutos. El dispositivo no tiene un botón físico y solo puedes interactuar con la interfaz del Galaxy Fit-e a través de la pantalla táctil. Te permitirá navegar a través de las distintas pantallas a las que Samsung llama widgets.

Samsung Galaxy Fit e características

Perfecta para ti si tienes un smartphone Samsung 

Para configurar y sincronizar la pulsera de actividad Samsung Galaxy Fit-e necesitarás dos aplicaciones si usas un smartphone Samsung, o cuatro si tienes un teléfono de otro fabricante. 

Los propietarios de teléfonos Samsung solo necesitan tener instaladas las aplicaciones Galaxy Wearable y Samsung Health porque los dispositivos del fabricante surcoreano integran perfectamente los complementos y servicios necesarios para la operación de productos que pertenecen a su ecosistema. De lo contrario, si tu móvil no es Samsung, tendrás que instalar dos componentes adicionales, el Galaxy Fit Plugin y el Servicio de accesorios de Samsung, sin los cuales sería inútil tener un dispositivo portátil de Samsung si utilizas, por ejemplo, un One Plus.

La primera configuración es muy simple: solo tienes que abrir la aplicación Galaxy Wearable, seleccionar Samsung Galaxy Fit-e de la lista de dispositivos disponibles y comenzará a buscar automáticamente tu pulsera de actividad. Una vez emparejado, puede navegar por las distintas configuraciones de la aplicación y configurar su Galaxy Fit-e de la mejor manera posible. 

Cuando se trata de monitorear tu actividad física, ritmo cardíaco, estrés y sueño, tendrás que confiar en Samsung Health que, con su interfaz fácil de entender, asegura que nunca te pierdas cualquier información sobre tu actividad.

Suficiente hardware y software para su propósito 

Por supuesto, el sistema operativo integrado no es Tizen OS ni Wear OS, sino Realtime OS, el sistema operativo dedicado de la pulsera de ejercicios de Samsung, que brinda un gran soporte para monitorear tu actividad y entrenamientos. No importa si estás pedaleando, corriendo o caminando, Galaxy Fit-e siempre podrá detectar qué actividad estás haciendo.

No tendrás todas las funciones del nuevo Galaxy Watch Active, incluido el módulo GPS, pero no creas que el Galaxy Fit-e carece de funcionalidad: esta pulsera también tiene funciones importantes como la detección de estrés y la supervisión del sueño, una ventaja en un dispositivo que cuesta solo 39 euros. 

El sensor de frecuencia cardíaca funciona muy bien y puede controlar tu pulso siempre que uses el Galaxy Fit-e. La aplicación Samsung Health, un punto de referencia para sincronizar todo tu progreso, podrá mostrarte tu ritmo cardíaco hora por hora a través de una lista o un gráfico. 

Finalmente, Galaxy Fit-e también es resistente al agua hasta 5ATM, por lo que nunca tendrás que preocuparte por quitártelo antes de ducharte, en la playa o en la piscina.

Bajo su carcasa, Samsung Galaxy Fit-e no tiene un chip potente, sino un simple procesador MCU Cortex M0 de 96Hz, suficiente para administrar las funciones de la pulsera de ejercicios, el sensor de ritmo cardíaco y el acelerómetro. 

Por otro lado, la duración de la bateria de este gadget es baja si la comparamos con otras del mercado. Se debe cargar el módulo de bateria de 70 mAh cada dos o tres días aproximadamente. Las cosas cambian si decides no recibir notificaciones de tu smartphone: al desactivar esta opción de la aplicación Galaxy Wearable, obtendrás casi una semana de autonomía, un resultado mucho mejor si crees que puedes prescindir de esta función.

Comparación con Samsung Galaxy Fit

Samsung Galaxy Fit

En comparación con su hermana mayor, la Samsung Galaxy Fit, esta pulsera de actividad no tiene una pantalla a color AMOLED de 0.95″ sino un panel PMOLED en blanco y negro de 0,74 pulgadas, por lo que el tamaño no es exactamente enorme, pero suficiente para una fácil lectura del tiempo y el progreso realizado.

La Samsung Galaxy Fit es más cara y tiene más funciones incluidas: la duración de su batería es mayor con un módulo de 120 mah, 32 MB de memoría interna y un procesador más potente.

Como la mayoría de las pulseras de actividad que se venden en la actualidad, Samsung Galaxy Fit-e te ayudará a llevar un control más exhaustivo de tu rutina física y diaria. La detección de actividad física, el sueño, el estrés y el cálculo de los pasos son casi perfectos, con un margen de error muy bajo.

La mejore oferta que hemos encontrado para comprar una pulsera Galaxy Fit e

Samsung Galaxy Fit e - Smartwatch, color Amarillo
  • Resistente al agua hasta 5 ATM
  • Batería de 70 mAh
  • Pantalla PMOLED de 0.74 pulgadas
  • Sensores tipo HRM, Accel
  • Control de actividades físicas y sueño

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir