Deportes

Las 10 mejores películas de deportes de todos los tiempos

Películas de deportes

El deporte es vida y una auténtica fuente de felicidad (literalmente, ya que al practicarlo liberamos endorfinas), pero no podemos negar que en muchas ocasiones también está fuertemente ligado al drama… Y ello lo convierte en el elemento perfecto para llevar a la gran pantalla. No sorprende, por tanto, que Hollywood se haya fijado en las proezas atléticas para inspirarse en la narración de muchas de sus historias más famosas. En este artículo recopilamos cronológicamente las mejores películas de deportes.

Las 10 mejores películas de deportes de la historia

Rocky (1976) – Boxeo

Esta no es solo una de las mejores películas de deporte de la historia, sino un auténtico clásico del cine. Protagonizada por Sylvester Stallone, esta historia ficticia sobre un boxeador anónimo (Rocky Balboa) que lucha muy duro para lograr el título mundial de los pesos pesados logró tres Oscars de la Academia.

Carros de fuego (1981) – Atletismo

Esta cinta británica se ha hecho famosa entre las películas de deportes casi más por su reconocible banda sonora que por su nada desdeñable historia. Cuenta la historia real de de Harold Abrahams y Eric Lidell, dos atletas británicos de mundos distintos que se preparan para competir en los Juegos Olímpicos de París 1924.

Seabiscuit, más allá de la leyenda (2003) – Hípica

Esta película basada en hechos reales cuenta la historia de un deportista que fue todo un animal, en el sentido literal de la palabra: Seabiscuit, un famoso caballo de carreras que se convirtió en un símbolo de esperanza durante los años 30 en Estados Unidos.

Quizá te interese leer:  5 deportes para conseguir un cuerpo perfecto

Million Dollar Baby (2004) – Boxeo

Million Dollar Baby cuenta la historia de  Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una chica pobre y voluntariosa que lucha incansablemente para convertirse en boxeadora profesional. Para ello, necesita la ayuda del entrenador de boxeo Frankie Dunn (Clint Eastwood), que no entrena a mujeres pero acaba dándole una oportunidad, lo que unirá sus vidas hasta el final.

Coach Carter (2005)– Baloncesto

Este inspirador largometraje cuenta la historia real del controvertido entrenador de baloncesto Ken Carter (Samuel L. Jackson), quien con métodos estrictos y pocos convencionales logra que el grupo de descarriados estudiantes que forman el equipo de baloncesto del Richmond High School aprendan valores como la humildad, el esfuerzo, el respeto y el trabajo en equipo para poder labrarse un futuro prometedor fuera del barrio.

Invictus (2010) – Rugby

Inspirada en hechos reales, esta película dirigida por Clint Eastwood está considerada por la crítica y el público como una de las tres mejores películas de deportes de la historia. Cuenta cómo Nelson Mandela (Morgan Freeman), tras lograr la Presidencia de su país al salir de cárcel y abolir el ‘Apartheid’, aprovecha la celebración de la Copa Mundial de Rugby en Sudáfrica para reconciliar a la mayoría negra y a la minoría blanca con ayuda de François Pienaar (Matt Damon), el capitán de la selección, a quien encarga la épica tarea de ganar el campeonato.

127 Horas (2010)– Montañismo

Basada en la historia real de Aron Ralston, un intrépido montañero y escalador norteamericano que se cayó mientras ascendía por un desfiladero en las montañas de Utah y se quedó atrapado durante 127 horas en una profunda grieta. Inmovilizado por una roca y sin poder moverse, Ralston (interpretado por un espectacular James Franco, que logra convertir la historia en una peli de acción sin poder moverse) tiene que tomar una dramática decisión que le obliga a reflexionar sobre su peligroso y solitario estilo de vida.

Quizá te interese leer:  Revienta el muro en tu próximo maratón

Rush (2013) – Fórmula 1

Los deportes sobre ruedas también tienen cabida entre las películas de deportes más famosas de la historia. Este gran largometraje basado en una historia real narra la rivalidad que existió entre dos grandes pilotos -el británico James Hunt (Chris Hemsworth) y el austriaco Niki Lauda (Daniel Brühl)- en la temporada de Fórmula 1 del año 1976 y el terrible accidente que casi cuesta la vida a uno de ellos.

Creed (2015) – Boxeo

En esta película, el hijo de Apollo Creed -rival en el ring de Rocky- pretende hacerse un nombre como boxeador profesional y recluta a Rocky Balboa para que lo entrene. Este séptimo asalto de la saga del boxeador más famoso de la historia lleva a la franquicia en nuevas e interesantes direcciones -habrá segunda parte este año- mientras se mantiene fiel a las raíces de sus predecesoras.

Yo, Tonya (2017)– Patinaje Artístico

Este biopic se estrenó hace poco pero ha entrado con fuerza en las listas de las películas de deportes de la historia. Cuenta la historia real de la patinadora Olímpica Tonya Harding -la primera estadounidense en completar un triple salto axel en competición- desde un punto de vista cómico pero sin perder de vista los elementos dramáticos que estuvieron presentes en su vida, en un atrevido y divertido montaje caracterizado por unas excepcionales interpretaciones femeninas.

Las 10 mejores películas de deportes de todos los tiempos
5 (100%) 3 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba