Deportes

Mazas de gimnasia rítmica ¿qué las hace tan especiales en esta disciplina?

mazas de gimnasia rítmica

Fue en 1984 cuando la gimnasia rítmica fue reconocida como disciplina deportiva, siendo en la actualidad un deporte de competición que exige un rendimiento y forma física de gran nivel por parte de quienes la practican. Lo que más se valora en esta competición es la delicadeza del ejercicio, la participación de diferentes grupos musculares, la continuidad en la ejecución y las posturas marcadas antes de comenzar la acción. Por supuesto, uno de los elementos que más se utilizan en este deporte son las mazas de gimnasia rítmica, el único aparato compuesto por dos piezas y que, bien utilizadas, convierten a esta disciplina en un auténtico espectáculo.

La diferencia principal que existe entre la gimnasia rítmica y la artística, es que la primera se lleva a cabo por el sexo femenino, principalmente. Mientras que la artística se suele realizar por hombres y mujeres. Por otro lado, la evaluación de competiciones es totalmente diferente en ambas disciplinas.

¿Cómo surgió la gimnasia rítmica?

La gimnasia rítmica es una disciplina que apareció en los años 30, concretamente en la Unión Soviética republicana. En cambio, si existen antecedentes que remontan sus movimientos y técnicas al siglo XVII, en casi todos los países europeos occidentales. Como hemos comentado anteriormente, este deporte tiene la singularidad de usar diversos elementos, como pueden ser: cintas, cuerdas, pelotas, aros o mazas de gimnasia rítmica, con el objetivo de brindar de ofrecer una estética y escenarios bellos a las coreografías.

Con el paso del tiempo, esta disciplina ha ido acogiendo diferentes estilos, hasta que en el año 1984 se declaró deporte olímpico, especificándose así sus reglamentos y fundamentos. En la actualidad, en la gimnasia rítmica se puede competir tanto de forma individual como en grupo. Lo mejor es que se practique desde niñ@, ya que el cuerpo es mucho más “elástico” y es proclive a adaptarse a los ejercicios que exige la disciplina. Al mismo tiempo, en los años en los que se practica, se debe llevar una dieta equilibrada y sana.

Quizá te interese leer:  El mejor amigo del deporte es el perro, ¡practica deporte con él!

Gimnasia rítmica

Cuando la gimnasia rítmica se practica en grupo, el espectáculo dura apenas dos minutos y medio, mientras que en las sesiones individuales no alcanza el minuto y medio. Como hemos mencionado anteriormente, lo que los jueces valoran en esta competencia son aspectos como la continuidad de los movimientos, las posiciones iniciales, inclusión de diferentes grupos musculares y perfección de lo ejercicios. El deportista, por su parte, debe centrarse en los lanzamientos, giros y desplazamientos que lleve a cabo en los minutos que dure la sesión. Respecto a la penalización, si la salida se realiza con los dos pies fuera de la línea que delimita la zona de ejecución o se utilizan otros elementos no aptos para la disciplina, el gimnasta recibe una sanción que juega en contra de su puntuación.

La gimnasia rítmica es parecida al ballet en algunos puntos, pero existen diferencias concretas que la hacen una disciplina distinta. Una de las diferencias más destacadas es el uso de aparatos para los ejercicios de la gimnasia. La técnica corporal también es diferente en la gimnasia rítmica, ya que el competidor debe manejar a la perfección los elementos.

Las mazas de gimnasia rítmica, el aparato más complicado que utilizan los gimnastas en sus sesiones

Las mazas son el único elemento de la gimnasia rítmica que se compone de dos piezas, por lo que se les añade dificultad a los ejercicios ya que el gimnasta debe hacer malabarismos las dos mazas mientras realiza los movimientos. El material del que se componen las mazas de gimnasia rítmica es de plástico o caucho, también las hay de madera, aunque se usan mucho menos. El peso de cada una de las mazas puede alcanzar los 15 gramos y pueden ser de un mismo color o adornadas con cintas adhesivas, pero las dos deben tener la misma estética.

Quizá te interese leer:  Consejos para evitar lesiones al hacer deporte

Mazas, aparatos de gimnasia rítmica

Las mazas son el único elemento que se compone por dos piezas separadas y están formadas por tres partes, que cumplen un objetivo para que el manejo y el agarre sea más llevadero.

Las partes que componen las mazas son las siguientes:

  • Cuerpo: Es la bola que se sitúa al final de las mazas y tiene como objetivo hacer más fácil el agarre, además de permitir el engarzamiento entre mazas.
  • Cabeza de la maza: se refiere a la parte superior de este elemento, en función del tipo que sea, se puede engarzar por la parte inferior.
  • El cuello: se trata de la parte más fina, usualmente es la que marca la longitud de la maza.

Cualquier deportista de gimnasia rítmica utiliza las mazas para realizar lanzamiento, vueltas y otras figuras variadas, en función de sus conocimientos y habilidades, además de combinar los ejercicios que hace con su cuerpo mientras las mazas se encuentran en el aire.

Son diversos los movimientos que puede hacer un gimnasta con las mazas: molinetes, golpes, lanzamientos, deslizamientos, retenciones.

Mazas de gimnasia rítmica ¿qué las hace tan especiales en esta disciplina?
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba