Deportes

7 beneficios de jugar al padel que has pasado por alto

Los 7 beneficios de jugar al padel

Una de las razones principales que han hecho del pádel un deporte exitoso es que es realmente fácil de jugar y no requiere un alto nivel de técnica para disfrutarlo. Además, el pádel no solo mejora nuestra condición física y quema calorías, sino también la coordinación, la agilidad y los reflejos. Al ser un deporte esencialmente aeróbico, ayuda a aumentar nuestra resistencia cardiovascular, previene posibles enfermedades cardíacas y mucho más. En este artículo te explicamos todos los beneficios de jugar al padel. ¿Todavía no lo has probado? ¡Anímate!

7 beneficios de jugar al padel

1. Desarrolla la psicomotricidad y despeja la mente

El pádel exige coordinación, velocidad para poder dar carreras cortas y y el uso de ambos brazos para golpear la bola correctamente. Además, como hay que anticiparse a la siguiente jugada, también requiere tener reflejos y la mente despierta, por lo que con cada partido trabajarás estas cualidades, que mejorarán también en los demás aspectos del día a día.

2. Hay menos probabilidad de lesionarse que en otros deportes

Ningún deporte está exento de riesgo de lesiones, pero uno de los beneficios de jugar al padel es que por sus características, las lesiones son menos comunes en el pádel que en muchos otros deportes, ya que no es un deporte que exija contacto físico y los movimientos son bastante controlados. Si se calienta antes de empezar y se estira al terminar el partido, no suele haber problemas.

Aun así, a veces se pueden causar lesiones como la epicondilitis (más conocida como «codo de tenista» por jugar en una mala postura o por no contar con una buena pala. Para evitarla, es importante hacerse con una pala de goma blanda que no tenga un peso elevado, y que cuente con un balance que empuje el peso más hacia el puño. En www.zonadepadel.es puedes encontrar palas de las mejores marcas con estas características.

Beneficios de jugar al padel

3. Tonifica los músculos y fortalece el corazón

Otro de los beneficios de jugar al padel es que te ayudará a tonificar los músculos, especialmente las piernas y los glúteos, aunque los brazos, la cintura y la espalda también se fortalecerán gracias a los diferentes movimientos necesarios para realizar las jugadas. Además, como es un ejercicio aeróbico, te ayudará a mantener el corazón sano, reduciendo el riesgo de problemas cardiovasculares.

4. Enseña a trabajar en equipo

El pádel es un deporte para parejas en el que las acciones de cada jugador durante el partido repercuten en el juego. Para lograr los mejores resultados, tendrás que aprender a compenetrarte y comunicarte con tu compañero para saber cuándo actuar y cuándo dejar que lo haga el otro, así como a asumir la responsabilidad de las acciones en equipo sin buscar culpables, cualidades que son muy útiles en el mundo laboral y la vida diaria.

5. Fomenta la autodisciplina y el compromiso

Cuando juegas al pádel, tienes que establecer una serie de metas y objetivos para lograr a corto y largo plazo –mejorar el servicio, darle más potencia al saque, participar en torneos, ganarlos…-, por lo que es un medio perfecto para adquirir disciplina y aprender a superarse mientras te diviertes.

6. Es un deporte para todas las edades

Uno de los mayores beneficios de jugar al padel es que es un deporte que no conoce de edad: desde niños de cuatro años hasta personas mayores pueden practicarlo, ya que la intensidad y la exigencia dependen del ritmo que se le quiera imprimir a cada partido por parte de los jugadores, por lo que es el juego perfecto para pasarlo bien en familia.

7. Se puede jugar durante todo el año

Dado que el pádel es un deporte que se puede practicar tanto en pistas cubiertas como en el exterior, no depende de las condiciones climatológicas y puede jugarse durante todo el año, independientemente del tiempo que haga.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir