Deportes

Mindfulness deportivo

mindfulness

Durante mucho tiempo, la psicología del deporte se ha basado en la terapia cognitivo conductual para gestionar y cambiar las variables psicológicas que forman parte del rendimiento en el deporte. Últimamente, la teoría y la práctica del mindfulness deportivo ha potenciado el interés entre los psicólogos del deporte, pues parece que ayuda a mejorar la predisposición psicológica por parte de los deportistas que lo cultivan.

Mindfulness quiere decir prestar atención plena a propósito en el momento actual y sin juzgar. Trasladándolo al ámbito del deporte, muchas personas tienen el pensamiento solamente los factores físicos, en cambio, el elemento psicológico resulta ser esencial. Aunque el papel del psicólogo deportivo es aún desconocido por muchas personas, cada vez hay más deportistas o equipos que recurren a la contratación de un psicólogo para que les ayuden en los diferentes ámbitos del rendimiento deportivo, las relaciones y el entrenamiento, desarrollando la práctica del mindfulness.

La combinación ideal entre las condiciones fisiológicas, afectivas y cognitivas, posibilita un estado adecuado de rendimiento en el deporte, similar a lo que se conoce como estado de flow, pero aplicado en el ámbito del deporte.

Son innumerables la cantidad de variables psicológicas que van a influenciar en el rendimiento eficiente de un atleta (motivación, estrés, nivel de activación, etc), muchas de ellas han sido investigadas para conocer su influencia en los deportistas. Estas variables, además, constituyen otras variables imprescindibles (por ejemplo, dentro de la autoeficacia, se encuentra la variable percepción del control) que también influye en el rendimiento ideal del individuo.

Es necesario resaltar que las variables se relacionan entre ellas. Por ejemplo, el estrés puede influir en el nivel de activación, o el nivel de activación afectar al nivel de atención. El mindfulness deportivo, directa o indirectamente va a incidir en varias de estas variables, como pueden ser la atención, el nivel de activación y el estrés.

Quizá te interese leer:  Paintball, descubre los beneficios de este deporte

Por otra parte, el mindfulness va a potenciar la autoconfianza y el autoestima de un deportista, ya que al disponer de una actitud no juzgadora, va a tener efectos positivos cuando se interpreten los fracasos y los éxitos. Esto también es fundamental para los jóvenes deportistas, pues al educarlos en mindfulness en tempranas edades, puede influir sobre su futuro bienestar.

Practicar mindfulness, además, va a ser beneficioso para mejorar las relaciones interpersonales y en mantener la unión de equipo, un factor esencial en los deportes de grupo.

Mindfulness deportivo y gestión emocional

Con diferencia a la terapia cognitiva conductual que acepta el pensamiento de que el rendimiento deportivo más eficiente se basa en mantener un autocontrol y gestionar el comportamiento, el mindfulness se enfoca en que el mejor rendimiento es un estado que surge desde la aceptación de las emociones, pensamientos y sensaciones corporales sin restringirlos ni cambiarlos, sencillamente hay que observarlos de sin juzgar.

Aceptar las emociones conlleva una mejora tanto en la atención como la activación, ya que las emociones no son interpretadas negativamente. Conocerse emocionalmente y regular correctamente las emociones es el resultado de vivir el presente, propiciando un estado ideal en el rendimiento del deporte. El atleta que hace mindfulness en su deporte adquiere un estado de flow en el que mente y cuerpo van en sintonía.

entreno

Equilibrio cuerpo-mente

Las personas que normalmente usan mindfulness, dejan de intentar razonar todo, controlar y reflexionar lo que les influye negativamente, para entrar en un proceso de aceptación, que tiene como consecuencia la sintonia entre cuerpo y mente en el presente. El deportista atisba sus emociones y pensamientos sin considerarlos transcendentes, desarrollando considerablemente su concentración. Las emociones y pensamientos dejan de ser importantes, logrando así mantener una distancia con estos, siendo aceptados y no controlados.
Desembolsan su tiempo en el presente y en mantener consciencia del momento, consiguiendo el estado de flow. La energía no se gasta en futuras expectativas o preocupaciones, obteniendo un rendimiento deportivo mejor.

Quizá te interese leer:  Entrena con los mejores accesorios para boxeo y kickboxing

Las lesiones con mindfulness

El mindfulness ha sido aplicado en diferentes ámbitos con grandes beneficios como el dolor, el bienestar y la gestión del estrés. En el campo de la psicología del deporte no solamente se usa para controlar el estrés y potenciar el rendimiento en atletas, sino que se está utilizando en deportistas con lesiones.
Las consecuencias negativas de las lesiones deportivas, acarrean síntomas como baja autoestima, tristeza, ira y miedo, los cuáles pueden incidir gravemente en la recuperación del deportista. Además, estas variables psicológicas pueden influir en una adherencia incorrecta al tratamiento, reduciéndose el rendimiento en la fase de readaptación y llegando al abandono de la práctica deportiva.

Los expertos en la materia aconsejan que el mindfulness sea incluido progresivamente en la rehabilitación y prevención de lesiones, ya que se ha comprobado que su aportación es bastante útil mejorando en gran medida las variables deportivas que influyen en el rendimiento deportista como pueden ser la ansiedad, la acción, el dolor y la comunicación con el entorno.

Mindfulness deportivo
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba