Deportes

Cambios de ritmo, útiles en diferentes deportes

cambios de ritmo

Entrenar con cambios de ritmo es recomendable en aquellos deportes dónde se busca conseguir una velocidad elevada durante un periodo de tiempo más o menos largo.

Este tipo de entrenamiento no sólo es propio del fútbol, deportes cómo la carrera a pie o el ciclismo también lo incluyen.

Cambios de ritmo en el fútbol

Los cambios de ritmo aplicados a este deporte buscan mejorar la reacción del jugador y su explosividad.

Seguramente has visto la potencia con la que Cristiano Ronaldo sale a toda velocidad dejando a los jugadores atrás. Esto es un ejemplo de que ha habido un buen trabajo en los cambios de ritmo.

En este caso lo que se busca con el entrenamiento de cambios de ritmo es que el jugador sea capaz de explotar en un determinado momento, en el menor tiempo posible para dejar clavados a los defensores.

En el caso del fútbol también se requiere un gran equilibrio y técnica para desbordar a los rivales y conseguir un regate preciso, ya que es común que se altere la dirección en el cambio de ritmo buscando el desconcierto del rival.

Cambios de ritmo en la carrera a pie

Entrenar con cambios de ritmo en la carrera a pie es importante ya que ayuda a conseguir un ritmo de carrera óptimo. Son conocidos cómo fartlek y se alternan períodos de ritmo rápido con otros más lentos.

Quizá te interese leer:  Los 10 deportes que más calorías queman

Un ejemplo sería correr 1 minuto rápido y otro lento y repetirlo esto un determinado número de veces.

Es un ejercicio importante a la hora de ganar velocidad y potencia para realizar un sprint en los últimos metros.

Cambios de ritmo en el ciclismo

Este tipo de entrenamiento aplicado al ciclismo va orientado a conseguir fuerza en el pedaleo para afrontar los momentos más duros de la competición.

cambios de ritmo en ciclismo

Las desniveles durante el entrenamiento son ideales para acostumbrar al cuerpo a esos cambios.

Hay que pensar que en el ciclismo de carretera, las subidas marcan la diferencia en la competición y quién es capaz de superarlas con éxito y lo complementa con una buena bajada tiene una gran ventaja frente a sus rivales.

Para entrenar con cambios de ritmo en ciclismo se pueden hacer desniveles a un ritmo elevado y aprovechar las bajadas para recuperar.

Otro tipo de entrenamiento es pedalear en llano al 95% de tus pulsaciones máximas durante 3 o 4 minutos y recuperar pedaleando suave durante 5 minutos. Lo puedes repetir 4 o 5 veces.

Cambios de ritmo, útiles en diferentes deportes
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba